¡Pilotos Deathmatch!

Novedad mexicana en HBO MAX, que últimamente parece estar copiando los esfuerzos internacionalistas de Netflix, en esta ocasión tenemos Amsterdam (O) (MX) que es el equivalente de esas películas costumbristas románticas de modernitos que en España tuvimos como en los ’00s o así. Estoy muy lejos de ser su público así que no voy ni a intentar entender qué gracia se le puede encontrar a esto.

Me faltan las palabras para hablar de este Halo (USA), supongo que porque lo que más me salen son carcajadas. Que cosa, madre, que cosa. Entiendo que tendrá grandes cantidades de defensores con sus decisiones y blablablaa pero yo me he pasado riendo todo el piloto entre los robos y el tomarse en serio todo muy fuerte todo el rato teniendo menos presupuesto que una serie media del SyFy. Lo que no tiene mucho sentido porque debería de tener más dinero detrás, pero aquí estamos. No se trata de que le haga falta que lo dirija Verhoeven -que en general sería una mejora hasta para Los Pequeñecos– tanto como que si vas a robar de Starship Troopers y Robocop lo mínimo es qué aportaban. Pero bueno, supongo que la gente que acepta cualquier cosa siempre que haya naves y lásers pueden darle un buen uso, al fin y al cabo yo puedo verme casi cualquier cosa con asesinatos misteriosos, aunque espero que también haya muchos como yo: Quejándose mientras lo ven.

A partir del libro nos llega esta saga histórica-familiar que funciona como podría pensarse. Producción de alta calidad, multi-idioma, y haciendo una mezcla de contexto histórico y de personajes, como si Apple hubiera decidido que va a ser la BBC guay. De todo ello sale Pachincko (O) (SC-JP-USA), que es exactamente lo que uno puede pensar que puede salir de una mezcla de miniserie y obra de personajes. Personalmente se me hace un tanto cuesta arriba tanto drama familiar pero es el tipo de serie que resulta fácil de imaginar como parte de La Conversación y ganando premios. Ya veremos, pero desde luego parece que en Apple hacen los deberes.

Me alegra ver que van saliendo más series juveniles con sus misterios y sus cosas, el problema es que se acaban pareciendo todas, como este Parallèles (O) (FR) que acaba de llegar desde Francia y que es un genérico de serie de grupo de chavales con localización misteriosa. Pues bueno. Cinco amigos, una serie de momentos temporales que hacen de perturbación y no mucho motivo para andar prestándole atención.

La vocación de servicio público de la BBC está bien, pero Skint (UK) no acaba de funcionar pese a que sobre el papel podría haber sido algo interesante, entre el programa de testimonios y las posibilidades de una cierta teatralización. Pero me temo que al final acaba siendo un bastante inaguantable cantidad de gente hablando más o menos disfrazada a cámara. Y, sinceramente… Qué necesidad.

Ni está, ni se la espera, ni en realidad importa.


Deja un comentario