¡Libros que Salen! Ramírez, «Viuda de Hierro», Burnet y más

¡Vamos con los amigos!

Pequeño Alce de Angela Porras Lorzagirl, ed. Foscanetworks

La mezcla de fantasía y humor que eran las Crónicas Funestas ha tenido un pequeño retoño. Un libro pequeño, situado después, con algunas cosas que pueden revelar puntos de aquellas y muchos otros que lo evitan para que la gente lea por el orden que prefiera lo que más le guste. Así que si el tamaño de aquella os intimidaba pero queréis saber lo bien que se le da -y el humor que le pone- a esta mezcla particular… ¡Adelante!

Quiche de puerro de Bianca Pinheiro, ed. Cicely

Un cómic curioso de una autora independiente y autopublicada brasileña que llega a España en esta pequeña editorial. Con una historia central que es casi un momento en el que echamos un ojo a algo y en el que podemos asistir a parte de una historia sobre la violencia en la que no se ve violencia.

Rumbo a 2000 A.D. de Óscar Alarcia, ed. Libritos Jenkins

Estupendo repaso, por mucho que él lo llame «Breve historia», de lo que la 2000 AD ha significado, con los movimientos, cabeceras y títulos, con cierta profusión de imágenes pero no por ello con menos texto del necesario. Como siempre con Libritos Jenkins, algo inesperado e interesante.

¡Que entre la pila!

Viuda de Hierro de Xiran Jay Zhao, ed. Molino

Aparatos gigantes que luchan contra monstruos destruyendo de forma literal o figurada la vida de sus pilotos. Seguro que os suena. Y, sin embargo, hay algunos giros propios, algunas ideas -incluso en las mitologías y entornos manegados-, e incluso algunas ideas sobre las mujeres y los sometimientos que les toca sufrir.

Sí soy de David Ramírez, ed. Norma

El elegible para múltiples premios del Saló incluyendo el Gran Premio David Ramírez nos trae otro de esos álbumes en los que se desnuda, sin pelos, para… ahm… Perdón. Páginas de humor costumbrista que quizá no sean lo más destacado de su producción pero que siguen siendo parte de su producción. ¿Cómo no querer a DR?

Caso clínico de Graeme Macrae Burnet, ed. Impedimenta

Identidad, locura y ¿anti?psiquiatría usadas como centro para una historia quizá no tanto de misterio como de suspense. Una mujer convencida de que su hermano fue empujado al suicidio por su psiquiatra, un novelista leyendo una obra que le ha llegado, y una mezcla de humor como el género: Negro.

Muerte en Santa Rita de Elia Barceló, ed. Roca

Siguiendo con su nueva vida como autora de novelas de misterio generalistas Elia Barceló nos presenta en esta obra un entorno encantador con gente de diferentes edades y procedencias para, a continuación, aliñarla con asesinato. A partir de ahí la clásica búsqueda de respuestas que tiende, inconveniente, a revolver y aflorar más cosas de las que parecen razonables.

Venganza para víctimas de Holly Jackson, ed. Cross Books

Tercer y -de momento, uno nunca sabe- título protagonizado por Pippa. De nuevo ejerciendo a su pesar de detective. Y, en esta ocasión, con una trama en la que se puede decir, sin lugar a duda, que Decisiones Fueron Tomadas. Decisiones coherentes, por supuesto, pero eso no significa que tengamos que estar de acuerdo. Aunque espero que sigamos recibiendo libros de Holly Jackson en el futuro.

La traición de Rita Hayworth de Manuel Puig, ed. Seix Barral

Hablando de libros que vienen con vierta frecuencia, siempre es una alegría que decidan volver a poner disponibles los de Puig. Incluso aunque el plan para hacerlo sea ponerles prólogos con distintos casos de discutibilidad y buscar unas bonitas portadas a juego. He destacado aquí su primera novela, de las ocho que escribiría a lo largo de veinte años, porque digo yo que no vamos a estar siempre dándole vueltas a las más conocidas. Y dado que aún no han recuperado Cae la noche tropical podemos ir nosotros también en orden. Eh, ya que se está recuperando a Lemebel y ahora a Puig quizá el próximo sea Silviano Santiago. Seguro que hay dinero para traductores.

Hasta el día en que ella muera de Julian Maclaren-Ross, ed. Reino de Redonda

Las cosas de la editorial-juguete de Marías facilitan que tengamos de vuelta a Maclaren-Ross en algo que no es una edición de La Bestia Equilátera. Que no es que tenga yo nada en su contra, pero desde que Lumen tuvo a bien hacer un hueco hará tres lustros no le teníamos por aquí en edición nacional. Regresa con esta novela que, no juzguemos las decisiones del que manda, poco ofrece en su portada. Así que: Estamos ante un giro a la novela-enigma del policíaco clásico. Una joven regresa a Oxford y es amenazada, pronto descubre que no eran solo amenazas, y a partir de ahí, entre el misterio a la inglesa y la descripción algo más social, para que este escritor-de-escritores pueda usar esta trama para mostrarnos con humor y opiniones lo que opina de varios temas en este rompecabezas con dientes afilados.

Bajo un cielo lívido de Phillip Fracassi, ed. Dilatando Mentes

Supongo que para los lectores de Contemplad el vacío no será una sorpresa que este recopilatorio de relatos de Fracassi, un nuevo ejemplo de su capacidad de ir de lo más clásico a las aguas del weird. Una obra de lo más interesante, con peso y personalidad propia, que no necesita de ningún tipo de prólogo. Y menos mal.

Pánico de James Ellroy, ed. Literatura Random House

Pues sí. Sé que la sorpresa estará ahí. Quizá incluso queráis comprobarlo. Pero ya os lo digo yo -y la canalla a sueldo encantada de las entrevistas- Ellroy sigue vivo aún. Y le ha dado tiempo a escribir un libro sobre malvados comunistas. Es sorprendente cómo el pasado puede ser el presente cuando todo te da vueltas.

La casa en el mar más azul de T.J. Klune, ed. Cross Books

Otro libro de Klune que llega a España, y este es claramente menos… Menos. O más. Según se vea. En cualquier caso, llega en buen momento porque la decisión permite conocerle por aquí. Por un libro sobre un señor que tiene una vida muy organizada que salta por los aires cuando alguien decide que tiene que ocuparse de un orfanato de niños con poderes. No será una aventura de acción y misterio ni de terror, sino de familia encontrada, conexiones y un tipo de sorpresas diferentes gracias a unos descubrimientos distintos.

Rosa de Gaelle Geniller, ed. La Cúpula

Pese al disparado (¿disparatado?) precio esta historia, Le Jardin, Paris en el título menos dado a las personalizaciones del original, merece la pena. En parte por la recreación de los años veinte, pero sobre todo por lo que nos cuenta de una persona tan especial como Rose -mucho mejor también el nombre original, aunque la editorial no parezca entender lo que tiene entre manos más que para cobrar por ello-,  porque su decisión de trabajar en ese escenario, de ser algo más que intérprete, vertebrará una historia encantadora, que se beneficia tanto de la magia del emplazamiento como de sus encantadores secundarios. Así que, si no sabéis leer francés, os recomiendo mucho esta lectura. Por compra, por préstamo o haciendo presión a vuestra biblioteca más cercana.

El árbol de agua de Tonino Guerra con ilustraciones de Carlos Baonza, ed. Pepitas de calabaza

Una encantadora edición de tres de los libros del italiano Guerra, gran guionista pero muchas más cosas, tanto en el campo de las palabras como en el de las obras. Motivo por el cual parece de justicia que esta edición venga acompañada por los linograbados de Baonza, acompañando la belleza de una obra con la de otra y con la contextualización y trabajo del poeta Juan Vicente Piqueras.

La pluma mágica de Gwendy de Stephen King y Richard Chizmar, ed. Suma

El segundo de los relatos de Gwendy, expandidos como siempre gracias a las ilustraciones de Chizmar, nos llega ya. En breve llegará el tercero. Y es que siempre parece ser un buen momento para un King.

Quienes se marchan de Omelas de Ursula K. Le Guin con ilustraciones de Eva Vázquez, ed. Nórdica

Pues sí, un relato ilustrado de Le Guin. La misma semana que sale en Minotauro Poderes, el tercer volumen de sus Anales de la Costa Occidental, en Nórdica nos presentan este relato que es estupendamente realzado por las magníficas ilustraciones de Eva Vázquez. Todo un lujo.

El recreo de Loïc Dauvilier y Olivier Deloge, ed. Picarona

Siempre es bueno ver álbumes capaces de darle una vuelta a los conceptos clásicos, como esta historia sobre lo que sucede en el recreo que viene, además, con la posibilidad de usarlo para comprobar y recalcar la importancia de la atención y la percepción de las historias con algo más -a ratos incluso justo lo contrario- que los clásicos libros de búsqueda de objetos. Siempre hay maneras nuevas para fondos clásicos.

Nos leemos.


Deja un comentario