En el lado bueno, Andor (USA) logra ser aburrida de una manera diferente a la que lo son las otras series de Star Wars. Esta es más aburrida como Caravana de valor o La batalla por Endor que como la cosa esa de Baby Yoda. O el espanto ese de Obi-Wan. Supongo que a los fanses les gustará porque a los fanses les gustan estas cosas.

Si algo podemos decir de Armas de Mujer (USA) es que por muy Peacock que sea está muy claramente Telemundo. Incluyendo el hecho de ser una serie coral a mayor gloria de Kate del Castillo, que tiene su mérito. De hecho, hay partes más estadounidenses como esos magníficos títulos de crédito y otras que son claramente telenovelescos, todo hecho con unas tablas propias o ajenas -es increible la cantidad de series este año que recuerdan a Mujeres desesperadas, aunque aquí tengamos también ese tropo de Mujeres uniéndose para el crimen– que al final acaba no teniendo tanto interés como mandándonos otra vez a ver Mentiras. Pero bueno, lo importante al final supongo que es aquello con lo que puede encontrarte. Y con lo que te encuentras aquí es con forraje. Supongo que sus ganses lo disfrutarán.

Nunca dejará de sorprenderme la gente de Warner/ DC. En fin, aquí estamos con la serie pra preescolares Batwheels (USA) que es una cosita sencilla para vender historias de Cars, perdón, de Coches. Y que hace un tejemaneja muy raro para que haya cierta diversidad entre los personajes humanos y luego en los vehículos protagonistas lo caga rotundamente. Pero bueno, que para hacer pium pium con el coche de Batman supongo que les sobra y basta. Sólo espero que la próxima vez que nos quieran vender algo recuerden que tenemos orejas.

No se me ocurre ningún motivo razonable para que la BBC haya pagado Crossfire (UK), pero menos aún para que la hayan estrenado. Varias series en la nevera y deciden tirar con esto. Que es un espanto Un grupo de turistas británicos en un loquesea de Canarias y, de improviso, un tipo empieza a disparar y matar gente como si fuera aquello… no sé, ¿Puerto Hurraco? No soy capaz de recordar cuándo fue la última vez que hubo un tiroteo que causara víctimas en masa en España. Pero bueno, supongo que es una manera de que lo más peligroso que tengan allí no sean los balcones. En cualquier caso el problema está en que van a un ritmo en el que te da tiempo de hacer todo tipo de comentarios porque, bueno, tampoco es que pase nada. Tiene el mismo interés que visitar una galería de tiro. Se supone que el trabajo de la actriz principal debería intentar arreglar el desaguisado este, no lo hace, o que hay algún interés en por qué está pasando esto. Pero, sinceramente, lo raro es que aguantemos tanto a los turistas.

Espero con interés que a Netflix se le pase la racha del True Crime, pero también llevo esperando que se le pase la de Imperio Criminal y aquí seguimos. Supongo que lo mejor que se puede decir de Dahmer (USA) es que es una serie de Ryan Murphy. Es decir, tiene un gran reparto, tiene intenciones cinematográficas, y sabes que en algún momento va a descarrilar. Aunque ojalá con gracia. Aunque por lo menos aquí Murphy parece estar intentando contar la historia del asesino con las víctimas más en el centro. No digo que no pueda haber cierta glorificación empezando por, ejem, el título. O que estaría bien que no insistieran en que los asesinos en serie estén interpretados por niños-Disney. Pero que se centren más en que a la poli le daba lo mismo sus víctimas (más de una docena, la mayoría de color, muchas menores, generalmente homosexuales de una manera más o menos conocida) o que no tenían demasiada intención de hacer una investigación en condiciones, es decir, que la culpa de que una persona pudiera matar a más de una docena de personas era que la policía no veía a sus víctimas como personas. Si de algo sirve esta serie -aunque Netflix prefiriese que fuera para ‘vencer‘ a Star Wars/ Disney +, que ya os digo yo que no va a suceder- que sea precisamente como denuncia de que el sistema estaba más podrido que los cuerpos.

¿Qué posibilidades había de que se estrenara la misma semana dos series para preescolares sobre vehículos sintientes? Pues aquí vamos con la segunda, Firebuds (USA) para Disney Jr., en la que los protagonistas humanos tienen tanto peso como los vehículos. Lo que hace más sencilla la representación -variada, además, el protagonista es filipino-americano y la protagonista tiene dos madres, por ejemplo- si bien podríamos discutir sobre que solo haya una dupla femenina o que encarnen los cuidados, tanto como que hayan intentado disimular con el coche de policía, dedicándose a los cachivaches y al safety first. Pero incluso ahí parece haber estado pensado y deliberado. Las tramas varían, hay bastantes rescates pero también algunos ‘malos’ a los que enfrentarse, así que… bueno… supongo que si eres preescolar te gustará la serie.

Supongo que Prisma (O) (IT) es un nuevo intento de Prime de hacer una serie juvenil. En itallia, con dos hermanos ¿gemelos? y discusiones sobre ser un joven, la presión, el amor, el sexo y el género y blablabla. En realidad es bastante típica, supongo que por eso han hecho una cocktelera de momentos para ordenarlo. Pues eso, no destaca por abajo, tampoco por arriba. Supongo que quizá a los fanses les gustará. A saber.

Que espanto este Quantum Leap (USA), que horror usar el molde de la serie para hacer UNA VEZ MÁS lo del equipo que ayuda al héroe y blablabla. Llevándose por delante todo lo que hacía de bueno, interesante o diferente la serie original. A cambio ofrece un montón de cosas falsas, como una falsa diversidad o una falsa sensación de comunidad. Pero, además, es extraordinariamente aburrido. Y muy mal  guionizada. Qué espanto, qué horror, que oportunidad perdida.

Comparada con Quantum Leap este Reboot (USA) no está tan mal. Pero, claro, es hacer trampa. El problema de Reboot es que es limitado el aguante que se puede tener a una serie cuya mayor fortuna es tener a Rachel Bloom dentro. Y que parece un intento de hacer Episodes sin pagar derechos. El caso es que la idea podría haber funcionado a medias si no fuera porque parece que es un Ni de izquierdas ni de derechas en el que quiere reivindcar que los tiempos antiguos no eran tan malos y que hay que comprender a esa gente porque lo de ahora no es mejor y blablabla. Un espanto. Veréis si el rato de ver a Rachel Bloom os merece la pena.

No tengo muy claro qué pretende este El Repatriado (O) (MX), supongo que dar una lección conmovedora o algo. Porque la historia de un niño adoptado que descubre que no lo fue legalmente -eufemismo- y es repatriado a México, pero por suerte era un boxeador entrenado (?) y así va navegando la vida entre una y otra cosa… En fin. Quizá para una película que tener de fondo mientras limpias la casa o algo así, pues vale. Pero… bueno, no mucho más.

He tenido que ir a mirar que Só Se for por Amor (O) (BR) fuera una novedad de Netflix y no algo que ya hubiera emitido Disney +. Parece que no. Una novedad o algo, porque lo que tenemos aquí es una telenovela juvenil musical sobre un grupo en el que la oportunidad para uno de sus miembros amenaza con romperlo y, a la vez, con cambiar todas las dinámicas. Y, claro, hay mucho amornicio juvenil y mucha canción y mucho Oh, el negocio de la música y… bueno… lo de siempre.

Por un lado, la miniserie Thai Cave Rescue (O) (TA) tiene las bondades y limitaciones de todos los Basados En Hechos Reales que se hacen de estas cosas, por el otro, al menos Netflix esta vez ha confiado en su oficina tailandesa para la producción del producto. Que se nota que también había estadounidenses metiendo mano, pero visto lo visto podría haber sido peor. Ahora, más vale ir preparado para la cosa esta de todo-drama todo-el-rato que se nos traen. Porque tela. Yo, desde luego, no soy el público.

No recuerdo lo que dije en su día de Sistas, pero su spin-off Zatima (USA) no cae muy lejos, precisamente, de los problemas habituales de las producciones de Tyler Perry. Todo está hecho de forma bastante vaga, abocetado, con conversaciones interminables en las que se cambia el fondo pero poco más. Una producción de Tyler Perry.