More from: La Columna

Repaso televisivo a 2016: El Sark de Oro Tv

Que año más loco. En general y en concreto. Como pasa con los libros, este año el repaso a las novedades va a ser más sencillo gracias a que a los Pilotos Deathmatch One Shot para ir llevando al día las anotaciones y que luego se me escapen menos programas.

Gracias a estos repasos y a la posibilidad de verlo como un todo general hemos podido observar el éxito en cantidad -aunque aún está por ver alguna en calidad- de las series de viajes temporales. Quizá este año tengan más suerte pero de momento parece que lo más cercano a una serie de viajes en el tiempo competente sea la de Flash. De modo que al final acaba siendo más interesante otra de las tendencias, la de las series en las que los jóvenes afroamericanos hablan de sus cosas. Sus inseguridades, sus necesidades y sus retos. Algo que pudimos encontrar en Insecure o Loosely Exactliy Nicole además de en una de las joyas del año de la que ya hablaremos en breve.

Y es que ha sido un año curioso para la comedia. Con creaciones dentro de lo familiar pero que funcionaban como un tiro. Tanto la inglesa Love, Nina como la canadiense de origen coreano Kim’s Convenience o como la estadounidense Speechless han demostrado que sigue habiendo hueco para redescubrir y expandir las comedias familiares. La última con una gran actuación de comedia física de un actor con parálisis cerebral. Aunque no es el único punto de ataque de la comedia este año. También inglesa, Fleabag ha sido capaz e ofrecer un retrato generacional, juvenil y, esta vez, blanco.

Dos coas más que comentar aún entre las comedias. Por un lado que en el Late se van afianzando las cosas. Samantha Bee ha sabio aprovechar el momento y situarse, aunque el verdadero ganador -cuanto menos moral- de estas últimas elecciones USA ha sido Seth Meyers, que lleva camino de convertir su programa en el próximo Daily Show.

Por el otro, la TBS ha intentado reinventarse. Cierto es que Angie Tribeca no le ha salido muy bien y que no se ha prestado demasiada atención a The Detour, pero creo que con People of Earth han logrado una gran serie, humana y alocada a la vez. Lo que no sé es si ahora lograrán que alguien la vea. Al fin y al cabo en la FX, ahora FXX, lleva 11 temporadas ya It’s Always Sunny in Philadelphia ofreciendo alguno de los mejores capítulos cómicos del año en cada ocasión y aún no parece que haya calado.

En lo que sí se parecen comedias y dramas es en los problemas que han tenido este año muchas series en su segunda temporada. Vale, es cierto que a Supergirl le ha venido de perlas el paso de la carca CBS a la moderna The CW, que Ash vs Evil Dead ha sabido subir de nivel o que American Crime ha sido estupenda. Pero por cada una de estas, que llevan a que se aprueben cosas como Stan Against Evil, nos encontramos con los problemas de segundas temporadas de UnREAL, Agent Carter, Crazy Ex-Girlfriend, Scream Queens o Mr. Robot. O con la extraña mezcla de Documentary NOW!, capaz de mezclar uno e los mejores episodios del año –Juan sueña con arroz y pollo, una pequeña maravilla de sentimiento y comida como solo puede encontrarse este año en el episodio del  Menú Degustación de Please Like Me– con otros algo menos acertados.

Pero, claro, ¿qué es estar acertado? Cierto es que The Americans y Halt and Catch Fire han tenido unas temporadas estupendas pero echando un ojo… ha habido un poco de todo.

Por ejemplo, ha habido bastante movimiento en la parte del terror. Sí, hemos tenido una gran temporada de American Horror Story. Pero fuera de eso… uf. Crazyhead cumple, El Exorcista está, The Living and the dead es una curiosidad. Dead of Summer consigue remontar a partir de la mita de temporada gracias al locurón. American Gothic y Braindead solo ellos saben dónde entrarían. De Lucifer para qué hablar. De Stranger Things mejor no me tiréis de la lengua. Y hemos tenido algunos tordos notables. Channel Zero destroza cualquier posible buen punto de partida en lo que está convirtiéndose en toda una característica del trabajo de Max Landis (No hay más que ver lo que le hace a Dirk Gently) aunque eso es aún poco que decir comparándolo con los espantos de Slasher y Damien. Parece mentira todas las novedades que han salido de terror -con deciros que aún podrá señalar más- para que luego no tenga nada especialmente bueno que decir de ellas.

El otro tema de interés del año ha sido la HBO. En general ha funcionado de manera irregular, Juego de Tronos les sigue dando audiencia y la carne con patatas de Westworld parece haber gustado, incluso hay gente hablando bien de esa adaptación que es The Night Of. Pero eso solo ha servido para que la cosa no parezca un completo desastre, solo un trabajo pendiente de mayor desarrollo. Podría haber sido peor. Y mejor. Pero ha sido.

Más aún pensando en los adioses de este año: Person of Interest, Galavant, The Good Wife, Banshee, Rectify… y más que se irán en 2017 -pero ya hablaremos de ello-. Algunas de nuestras favoritas han ido acabando y no sé yo si hemos tenido la sensación de que estén llegando reemplazos. Las cosas se están moviendo, no recuerdo jamás una época en la que no se hubiera cancelado oficialmente ninguna de las series estrenadas por las networks en su temporada de otoño al llegar el cambio de año. Pero aquí estamos, con unas cuantas series que esperan solo a que alguien salga a rematar el hachazo (Infamous o Conviction, por poner dos zombies)  pero sin ninguna muerte declarada. En fin, supongo que irán apareciendo reemplazos, pero con todas las series que se están emitiendo ya podrían darse prisa.

Menos mal que cuando aparecen son tan estupendas como Sweet/ Vicious, de la que ya he hablado, pero que aprovecho de nuevo para recomendaros por su mezcla de vigilantismo y realidad que hace que los golpes sean dolorosos a varios niveles.

Así que ya está bien de dar vueltas y hablar de unos y otros y vamos a por aquello a por lo que venís. Digamos ya aquello de: Los ganadores de los Sark de Oro TV 2016 son…


Los Trailers de los ‘Upfronts’ 2016

Si ya es locura suficiente juzgar una serie por su piloto, como si los problemas que pudiera tener, digamos, Predicador de exceso de metraje o falta de ritmo del mismo no los pudieran arreglar, espero, en próximos capítulos imaginad lo que es opinar a partir de trailers. Sobre todo porque este año lo de los trailers ha sido incluso peor que de habitual. Y mira que los años nos han enseñado que pocas cosas pueden ser peor. No me refiero a los trailers en sí, que también. Me refiero a que son un buen puñado de series las encargadas y de muchas de ellas no se han molestado en hacerle trailers o en hacerlos accesibles para que los veamos fuera de USA. Probablemente el caso más loco de todos sea la NBC que ha encargado 13 nuevas series -sigo sin saber por qué en unos sitios pone 12, lo mismo ha desencargado algo por el camino- y ha presentado solo 3 trailers. Que luego alguno más ha ido sacando, menos mal. Pero aún no todos. Algo que ha llevado a una situación tan ridícula como que ¡se filtren trailers! Tanto el de Powerless en la NBC como el de Riverdale para The CW -sí, tienen 3 series nuevas y hay 1 a la que NO distribuyeron el suyo. ¿Es una estrategia de marketing? ¿Una forma de volvernos locos? ¿O es para crear expectación? El año pasado por estas fechas ya se había filtrado el piloto entero de Supergirl -con el éxito que hemos visto- y su trailer tuvo antes del estreno un récord de visionados -lo que decía- así que… ¿A qué dedicarle espacio?

Pues por lo de siempre, por las risas. 44 series nuevas, todas juntas, con sus trailers… bueno… con algunos trailers para ir formándonos una opinión. Y el resultado final, un año más, es… ¡¿Pero en qué están pensando?! ¡¡¡Un perro que habla!!! Pero no adelantemos acontecimientos, mucho mejor pongámonos a ver esos trailers, ordenados alfabéticamente y de la cadena con más novedades -teóricas, que la NBC funciona así- a la que menos.

No os mareo más, que tenemos bastante por delante y para eso aún no hay latiguillo así que…

¡Trailer Time!

NBC

Lo bueno de la NBC es que puedes decidir no intentar siquiera entender sus razonamientos y tampoco va a sorprenderse nadie. Sus razonamientos para decir que son la network número 1, para cargarse la mitad de sus nuevas series y para, con todo ello, encargar 13 series nuevas incluyendo las dos que salen de la NBC’s Playground comedy initiative que se supone que ofrecían a sus ganadoras (Imaginary Friend / Sunset People) un paso directo a series de la que en realidad poco más hemos sabido. Así que imagino que de ahí las 12. Pero además de esas desapariciones de otras es poco más lo que se sabe, de Great News no hemos llegado a ver nada aunque con Tina Fey y Robert Carlock de creadores más les vale que sea buena. igual que Trial & Error. Quizá las dos comedias que menos pinta tienen de que Greenblatt pueda cagarla de nuevo. Hasta que lleguen las renovaciones, que capaz es de sorprender ahí. Hablando de cagarla, de Marlon estuvo circulando un trailer que ha desaparecido, aunque no se me ocurre un motivo real para buscar mejor. No solo de comedias faltan, tampoco de Taken y Midnight, Texas ha habido aún noticias. Y eso que sí los pusieron en los Upfronts. Bueno, pusieron 8 pilotos pero es que el cacao que se trae la NBC es único. En fin, dejemos de intentar comprenderles y vamos con los trailes en sí.

The Blacklist: Redemption

Como era de esperar comenzamos con un spin-off. Que no tiene nada que ver con la serie madre pero que para algo colocaron ahí a los personajes a ver si conseguían tirar para delante. Aquí es donde echan de menos las siglas.

Chicago Justice

Chicago otra noche más, dentro de la conocida franquicia de Dick Wolf -ese hombre- de intentar exprimir a ver si sale algo.

Emerald City

Dos años lleva dando vueltas esto a ver si el Visionario Director lo levantaba. El resultado -que se ve incluso peor porque es uno de esos filtrados- pero al menos transmite la idea de que hay alguien trabajando en el departamento de diseño. ¿El resto? Psé. Por lo menos no quita las ganas de ver el piloto.

The Good Place

Por ejemplo, este trailer. Una vez visto lo que parecía una de las mejores ideas posibles – Kristen Bell, Ted Danson, Mike Schur – deja una sensación de fórmula de corto recorrido que espero sea solo un trailer mal realizado. Lo que no pase con la NBC

Powerless

 Otra de las filtraciones. Y no pinta mal, aunque hacer una serie en el Universo DC en la que da la sensación de que les sobren los superhéroes no sé si es la mejor de las ideas. Aunque viendo el Universo… Pero bueno, que no pinta mal.

This is Us

Intentar sacar sentimientos a toda costa es algo que puede funcionar… con otra gente. Por lo menos parece menos Treintaytantos de lo que llegué a temer, pero bueno. Ellos sabrán.

Timeless

¡Una serie de viajes en el tiempo! ¡Qué originales! En fin, versión básica con viajes en el tiempo y cosas que resolver de manera organizada o algo. Por suerte no sale Vandal Savage. Trato de decidir si será más El túnel del tiempo o Siete días.

 

FOX

La FOX ha tenido un mal año. De las novedades del pasado año no ha sobrevivido ni una sola comedia -¡Idiotas, mira que cancelar The Grinder!- y de los dramas han renovado Scream Queens más por murphysmo que por motivos lógicos y mantenido Rosewood -porque total- y Lucifer -eso mismo- así que aunque ha renovado toda su programación fija -incluida Bones para una vuelta final– han tenido que pedir 11 series nuevas. Con sus correspondientes pilotos. Imaginad lo que es eso. O, pero aún, sufridlo.

24: Legacy

Muy nuevo no es pero mira, le intentan seguir sacando los réditos. Lo mismo hasta les funciona que han programado su piloto detrás de la SuperBowl.

APB

¡GLORIA! ¡GLORIA A NUESTRO SEÑOR CAPITALISTA MÁXIMO! ¡ÉL! ¡ÉL ES EL MÄS LISTO! ¡MERECE MANDAR SOBRE LA POLICÍA Y SOBRE NOSOTROS! Vamos, que esto es lo que podría haber sido Persons of Interest en malas manos y, por suerte, no fue. Y eso que casi te imaginas cómo va a terminar el piloto, que es lo único que no han contado.

The Exorcist

Hace un par de años hubo una avalancha de películas de exorcismos gracias no solo a que tiene un referente mega-exitoso, también a que son de las más baratas de hacer en un medio ya de por sí barato. Pese a ello parece que en FOX no habían estado mirando. El trailer -y esperemos que sea solo el trailer– logra ser aún más aburrido y genérico que Outcast, y mira que era difícil. Teniendo en cuenta que el año pasado hubo dos muy buenas series de posesiones uno esperaría que hicieran algo más de trabajo que comprar la marca. Pero será cosa mía.

Lethal Weapon

¿El latiguillo? Pues eso mismo. Por lo demás, ¡recordáis cuando va a salir una peli con posibilidades de hacer mucha pasta y alguien decide hacer un exploit? Pues el exploit.

Making History

¡Una serie de viajes en el tiempo! ¡Qué originales! Una comedia, y lo mismo está hasta bien. De momento la antiguamente conocida como In Time parece una mezcla de Goodnight Sweetheart Bill & Ted’s Excellent Adventures pero no me hagáis deciros si más la de acción real o la animada.

The Mick

Kaitlin Olson ha demostrado ser una cómica estupenda en IASiP así que me veré lo que le pongan por delante, incluso aunque parezca una versión no muy inspirada de Solos con nuestro tío.

Pitch

Que cosas, resulta que no tiene mala pinta un drama deportivo sobre baseball. Luego veré el episodio y me aburriré mogollón pero al menos la versión de tres minutos tiene un pase.

Prison Break

Creo que esto ni ellos mismos saben como justificarlo. Quizá si le echan la culpa a Vandal Savage

Shots Fired

Hace falta ser la FOX para hacer una serie sobre un tiroteo -que a ver si pasa de ser un limited series – y que sea un policía negro matando a un joven blanco.

Son of Zorn

Hay momento en los que llegas a pensar que podría funcionar por lo menos… tres episodios. Cuatro quizá. Total, es un poco Segmento del SNL que a ver si estirando. No sé yo si aguantaré tantos capítulos.

Star

Como Empire es un éxito alguien en FOX ha pensado que podrían hacer su versión de Nashville. Algo así.

 

ABC

Echar a Paul Lee a mitad de la temporada tuvo la lógica consecuencia de una limpieza de armarios  que se llevó por delante la mitad de las novedades del año y unas pocas series con más de una temporada. Inesperadamente han decidido apurar las cuentas a tope y encargar tantas series cancelaron así que aquí están las 9 novedades que prepara para intentar que les perdonemos por lo cancelado. Teniendo en cuenta que incluyen la del perro que habla lo veo complicado.

American Housewife 

Anteriormente conocida como The Second Fattest Housewife in Westport, ahora queda igual de genérico pero un poco menos capaz de ahuyentar solo con el título. AHora hay que ver también el trailer para ahuyentarse.

Conviction

Vamos a hacer una putada pero a ver si mantenemos a algún seguidor. Esa parece la idea detrás, para luego hacer algo así como un procedimental típico de la CBS. Lo que nos sé es cómo se le ocurrió que era una buena idea. Sospecho que a Atwell la debieron torturar, eso explica cómo habla ahora.

Designated Survivor

¿Os acordáis de cuando nos quejamos de que un trailer explica demasiado? Aquí han pensado que era más rápido poner el primer tercio -a ojo- del piloto. Y no es algo malo. Sobre todo comparado con lo que podía haber sido. El trailer.

Downward Dog

¡La del perro! Por fin hemos llegado. Y lo mejor es que podemos decir cosas buenas como que Allison Tollman está bien. O que el perro podría ser peor, supongo.

Imaginary Mary

¡Otra comedia de la ABC protagonizada por una mujer razonablemente blanca! Y aquí el bicho que habla es Rachel Dratch. Quiero decir, ella pone la voz. Todo lo demás está a medio camino entre una serie con locura y Alf. Siempre y cuando alguien hubiera pensado que era esta la mejor forma de tirar su carrera por el desagüe.

Notorious

Esta es la serie que parece pensada para que parezca de Shonda de este año. No le veo mucho recorrido pero como tampoco creo que intente seguir una lógica será por lo menos entretenido.

Speechless

¡Otra comedia de la ABC protagonizada por una mujer razonablemente blanca! Esta vez se supone que es familiar porque habla también de que uno de sus niños tiene un problema. Así que el marcador dice: Cosas que hablan y no deberían 2 – Familias con niños diferentes 2. ¡Empate!

Still Star-Crossed

Esta es la serie que parece pensada para que parezca de Shonda de este año. Y lo es. No le veo mucho recorrido pero como tampoco creo que intente seguir una lógica será por lo menos entretenido. Eso sí, la idea de separar por razas las familias además de dar algo de variedad, que parece mentira que esto sea la ABC con lo que ellos han sido, sospecho que es para facilitarnos seguir en la trama quién es de cada lado.

Time After Time

¡Una serie de viajes en el tiempo! ¡Qué originales! Sobre todo estos que directamente lo sacan de Los pasajeros del tiempo. De modo que H.G. Wells  vienen de nuestro pasado para detener a Jack el Destripador (que es una manera de que Josh Bowman pueda hablar con algo más de normalidad) -y, por lo visto, no aguantar ni un minuto más con las pintas del S XIX- en algo que podría ser Continuum al revés o Sherlock Holmes en el Siglo XXII con menos sueño. Por lo menos es más fácil de explicar que la trama de Thunderstone. Y, además, tiene un título que me permite poner ese videoclip de una pareja que se rompe por que a él no le gusta el peinado nuevo de ella:

Ojalá algún día hagan Total eclipse of the heart. Ahora que hemos terminado, creo que es la primera vez en años que la diversidad racial y sexual de la ABC queda tan cerca de la de la CBS. ¡Vuelve, Paul Lee!

CBS

Por supuesto en la CBS lo que huele a muerto, tanto como a cerrado, es la propia cadena así que ser la que menos series pide de las cuatro grandes era algo que se podía dar por hecho. Casi tanto como el corte hombreblancocéntrico de sus ficciones. Que no significa que no haya tenido sus problemas, uno de los 8 trailers, el de Doubt, sigue desaparecido tras los varios problemas de desarrollo que lleva la serie. Y no es ni de lejos la peor noticia que trae el canal.

Bull

Shit. Empieza lo que será la tónica con esta cadena. Señores blancos mu’ listos mu’ listos y algo de trama para disimular. Aquí con los santos de que sea una transposición del Dr. Phil nada menos. Bueno, y con eso de córtate el pelo que deja claro el tipo de canal que es este. Y lo peor es que puede ser de lo más decente que estrene la cadena.

The Great Indoors

Iba a decir que parecía una serie de Tim Allen antes que una de Joel McHale. Entonces he visto que ERA la idea original de Last man standing. McHale logra darle un poco de empaque, tener de secundarios a Christopher Mintz-Plasse y Stephen Fry tampoco viene mal. Pero dudo mucho que la serie se aguante demasiado.

Kevin Can Wait

Kevin James kevinjameando. Ni engaña ni tiene solución.

MacGyver


Perdón, no he podido evitarlo. Intentémoslo de nuevo.

NCIS: Home Alone. Sospecho que les interesaba más el nombre que el tema, y que ni capilarmente tienen mucho que hacer. Supongo que quizá si pensáramos en ella con un nombre genérico podría funcionar, un nombre genérico que indique que esto no va de solo una persona. Quizá… El Equipo A.

Man With a Plan

Lo primero que sale al ver esto es decidir si es Joey 2 o si es algo más elaborado. Me inclino por lo segundo, sospecho que es una serie de dentro de Episodes a la que van a poner en frente la del perro que habla de la ABC. Es la única manera de que algo de esto tenga sentido.

Pure Genius

En contra de lo que parezca, no es una serie de viajes en el tiempo. Esto es la CBS, aquí todo es de otra época. Lo que me lleva al cántico imprescindible: ¡GLORIA! ¡GLORIA A NUESTRO SEÑOR CAPITALISTA MÁXIMO! ¡ÉL! ¡ÉL ES EL MÁS LISTO! ¡MERECE MANDAR SOBRE LA SANIDAD Y SOBRE NOSOTROS! Aquí en cuanto te descuidas te privatizan algo. Lo que pasa es que, claro, la empresa privada es tan mucho mejor sobre todo cuando esta gente estupenda que espero que jamás haga una huelga o el mundo se… ¡¡¡NO, CBS!!! ¡¡¡NO ME LAVARÁS EL CEREBRO!!! Sobre todo con algo con una pinta de tremendo coñazo como esta.

Training Day

¡Un mínimo de diversidad! Ay, CBS, quizá si no hubieras adaptado una película e invertido los papeles originales podría haber llegado a creer que tenías solución. Luego te ves el trailer y claro.

 

The CW

Una vez más, menos mal que está Mark Pedowitz. No solo tienen una parrilla envidiable en la que hay suficiente variedad, además están evitando los excesos de las nuevas series encargando de muy pocas en muy pocas. Es una lástima que este año le haya caído de las nubes Supergirl porque de las tres series en desarrollo que no pudieron pasar de ahí había al menos dos series -una paranormal con Kevin Williamson, otra sobre Marte- que me apetecían bastante más que la mayoría de los dramas de los demás y, desde luego, más que No Tomorrow.

Frequency

¡Una serie de viajes en el tiempo! ¡Qué originales! O no, no sé… Es decir, ¿esto cuenta como viaje en el tiempo? Además, ¿no ha estrenado ya este año Legends of Tomorrow? A estas alturas incluso en series como Argai y Journeyman tengo dudas de dónde irían. Por lo demás… no veo cómo podría durar más de una temporada teniendo en cuenta que incluso esa duración me parece excesiva. Pero vaya, ya llegarán al modelo inglés ellos solos.

No Tomorrow

En el lado bueno Joshua Sasse tendrá trabajo tras Galavant. En el malo… todo lo demás. Creo que es el peor trailer de una serie de CW desde los tiempos de Ostroff. El tipo de cosa con una concepción que hace que haya poco defendible a priori. Ni la relación, ni la forma de ser de ella, ni el punto de partida de la trama. Bueno, hay una escena de karaoke que no está mal excepto por el stripteasse que tiene el mismo punto de partida estúpido con un personaje masculino que supera cualquier esperanza de no ser lo peor que se pueda esperar de un hombre. En fin.

Riverdale

Terminamos por todo lo alto. Con la adaptación de los cómics de Archie en la que está claro que sobran los cómics de Archie. Aquí han venido a armar una mezcla de Pretty Little Liars con Twin Peaks con unos personajes que se parecen en el nombre y a los que han metido actitudes -y abdominales- que tiran por un lado diferente a las varias posibilidades y versiones de los clásicos personajes. Hasta acercarse a su propia parodia. Así que puede que sea un desastre, pero al menos tengo interés por ver el piloto. ¡Bien hecho, trailer!

Y con eso quedan repasados los trailers -los que hay ahora- y podemos empezar ya con la competición de ver qué pilotos se filtran antes. Normalmente diría que los que adaptan cosas conocidas y tienen alguna potencialidad para hacer ruido pero entre la falta total de superhéroes -decidme que lo habíais notado- que dejan solo como remota posibilidad Powerless y que por el otro lado lo más fácil parece MacGyver tampoco es algo que -sospecho- nos vaya a ocupar mucho tiempo. Ah, si alguien quiere ver cómo quedará el calendario -hasta que empiecen a mover cosas- puede echar un ojo aquí. Pero, como siempre, no os encariñéis demasiado con ellas.


Mientras llegan los ‘Upfronts’ de 2016 readaptamos

Estamos en plena presentación de novedades. Supongo que para cuando terminemos tendré otras cosas que contar, pero eso será el lunes que viene si tengo tiempo. -Sospecho que no siempre me voy a encontrar con un festivo por sorpresa, pero quién sabe- Así que mientras llega esa mirada a lo que serán sus parrillas y los siempre agradecidos trailers -incluido el del perro, sí, también- podemos echar un ojo a otro de los asuntos principales de estos últimos días: El reaprovechamiento y adaptación de obras pre-existentes tanto de fuentes externas -obras de teatro, películas, libros…- como el mismo reciclado de series televisivas pre-existentes es tan antiguo que podemos rastrearlo hasta el mismo inicio de la televisión, cuando gran parte de sus parillas consistían en adaptaciones de series de éxito para la radio.

Dentro de estas rondas siempre queda una segunda parte: Parecen más de las que son, porque el nombre que suena es más fácil de ‘vender’ -que es uno de los motivos precisamente por los que se deciden estas series, igual que otras se eligen por tener un nombre (de actores o creadores) para empujarlo- de modo que aunque la FOX haya encargado 11 nuevas series vamos a escuchar hablar sobre todo de la nueva encarnación de 24 -que para eso la van a estrenar tras la SuperBowl– o de Prision Break así de como las a priori ridículas ideas de adaptar El Exorcista y Arma Letal.

Cuando hayamos visto los trailers la semana que viene quizá escriba otra cosa -aunque, sinceramente… un perro que habla. Mucho tendrán que esforzarse para tener peor pinta que eso- pero de momento podemos echarle un ojo a los pilotos aprobados. Echarle un ojo y recordar. Últimamente las cadenas buscan estabilidad, estrenan menos series, cancelan menos series, intentan que las que tienen les duren. La locura de hace unos años de estrenos y cancelaciones ya no se da. Más aún, comienza a ser habitual el uso de series de temporada corta que se van relevando. Quizá en una década los estadounidenses estén en un Modelo Inglés. Pero a saber. A saber dónde está la televisión, dónde están ellos, dónde están los ingleses y dónde estamos nosotros.

En cualquier caso, voy a hacer un rápido repaso de las otras cuatro cadenas implicadas, que no solo de la FOX vive el comentarista. Así que vamos con las otras tres grandes y la CW:

La ABC parece tener encargadas 9 series nuevas. También ha pedido que se revise para el año que viene 3 de sus pilotos, pero de ellos no nos ocuparemos. Vamos con las 9 series de las que 2 son adaptaciones de material previo: Still Star-Crossed (de Romeo y Julieta, nada menos. Salvo que ahora los Capuletos son negros -probablemente para que sea más rápido reconocer a cada familia, o porque han visto West Side Story y no la obra original. Lo sabremos si bailan y cantan. Ah, os vais a cansar de leer sobre ella en la prensa española, parte se ha rodado aquí.) y la otra es Time after Time. Que no adapta a Cindy Lauper sino aquella película, Los pasajeros del tiempo, que mostraba a H. G.Wells viajando al futuro para atrapar a Jack el Destripador. Este año están muy de moda los viajes en el tiempo, qué le vamos a hacer. Escribiría sobre ello pero no tengo. Tiempo.

La CBS por su parte es la que menos series ha encargado de las cuatro grandes porque total para qué. Su público normalmente no nota ni lo que está viendo. En cualquier caso han pedido 8 series nuevas, dos de ellas recuperaciones, una de la película Training Day -por aquello de disimular con la cosa racista- y otra de MacGyver, supongo que para que puedan hacer el chiste de que Los Simpson ha durado tanto que ha dado tiempo a que cancelaran la serie y le hicieran un remake. También es verdad que lo primero que han contado de ella, con el enésimo grupo de gente trabajando junta para blablabla suena lo suficientemente mal… pero, de nuevo, ya comentaremos la semana que viene que tendremos trailers.

En cuanto a la NBC… ¿Cómo es posible que siga diciendo que es la más vista y cuando te descuidas es la que más series ha encargado? Bueno, supongo que es como cuando dicen que están trayendo de regreso los eventos en vivo. Que le pregunten a NPH. En cualquier caso, se las han arreglado para encargar 13 series nuevas, 6 de las cuales son reaprovechamientos (y eso que no sabemos qué ha ocurrido al final con esa teórica adaptación/continuación de Crueles Intenciones con la que no dejan de juguetear) si bien hay que concederles que ni eso hayan hecho por el lado sencillo. Emerald City, por ejemplo, lleva años dando vueltas y siendo arreglada. Midnight, Texas es la adaptación de una serie de libros de Charlaine Harris aprovechando que a estas alturas ya han perdido cualquier posibilidad de capitalizar el éxito de True Blood, dos de ellas son aprovechar materiales pre-existentes como el spin-off de The Blacklist -¡lo digo en serio!- llamado The Blacklist: Redemption -¡No me lo invento!- y, por supuesto, una nueva serie de Dick Wolf, ese hombre, que sigue con su franquicia Chicago. Esta vez toca Chicago Justice. Lo que significa que ya tiene cuatro series, podrían ponerle entre semana cada día y aún quedaría un hueco para el viernes. Así que espero que el año que viene estrenen Chicago Nights. Por cierto, aunque no lo he contado dentro de las adaptaciones también está Powerless. Que es intentar hacer una serie basada en los cómics de DC creando una comedia pero sin los personajes. Yo que sé, es complicado pero tal y como está DC ni siquiera es lo más loco que se está haciendo ahora con ellos. Como, por ejemplo, que en DC no estén preparando un cómic para acompañar a la serie. Suponiendo que hubiera alguien al cargo. De los cómics, digo. Y Taken. Pero en plan precuela. Una serie en la que van a explorar cómo consiguió su particular set of skills. En serio. Es la NBC, ellos juegan así.

Terminemos con The CW, que no solo está en un gran momento para la crítica y encontrando su propio público, también está permitiendo que las series se renueven más allá de lo que uno -yo- esperaría. ¡Hasta han renovado la serie menos vista de las networks! Poned una vela para que Mark Pedowitz dure un par de años más al frente. La falta de cancelaciones y el que les hayan endosado a Supergirl -y ellos encantados, claro, a este paso también tendrán que buscar alguien para los viernes. Quizá Zatanna.- ha llevado a que solo pidan tres series. Aunque de esas tres dos son material adaptado. Una, Frequency, de la película del mismo nombre. – Aunque no creo que James Caviezel pueda dedicarse a esto cuando termine PoI– y la otra la adaptación de un cómic. Concretamente del Universo Archie, en una serie llamada Riverdale que tiene una pinta regular por decir algo. Pero, de nuevo, esperaremos a ver los trailers, que al fin y al cabo detrás está Berlanti -al que deberían pagar en acciones de la cadena- y lo mismo no es tan parecido a la parodia como podríamos suponer.

En resumen, que habrá -si las hay- 3 (The CW), 8 (CBS), 9 (ABC), 11 (FOX) y 13 (NBC) series nuevas el próximo curso. Que de esas 44 series un total de 16 – es decir 2 (The CW), 2 (CBS), 2 (ABC), 4 (FOX) y 6 (NBC)- son esas adaptaciones y recuperaciones. Aproximadamente un tercio. Que es bastante, pero que sigue siendo mucho menos que la mayoría, no llega ni a la mitad.

Pero, claro, es más fácil hablar de que entre las novedades para 2016-’17 tendremos reinterpretaciones de El Mago de Oz, Romeo y Julieta o Archie, remakes de MacGyver, recuperaciones de Prision Break, lo que quiera que sea lo de 24, además de adaptaciones de Arma Letal, El Exorcista, Taken… porque al fin y al cabo esto nos suena. Incluso Time after time. -Que facilita, además, que cuando cancelen de una vez Last man standing pueda realizarse una serie en la que Allen se de caza a si mismo a través de las eras: Tim after Tim– Pero, un año más (Espera, ¿no escribí ya sobre esto en el pasado?) es simplemente eso, lo que más suena, lo que está más claro que fallará -¿Repasamos cancelaciones de este año?- antes de ver los trailers -Incluso el del perro.- y con lo que nos podremos entretener más rato.

Que para eso están. Vamos, no va a ser para estrenarlo y hacer audiencia. Al fin y al cabo eso aún no han logrado hacerlo con la versión en serie de Solos con nuestro tío que lleva en las estanterías desde el año pasado. Pero qué le vamos a hacer, al final parece que los años son remakes los unos de los otros.


Lo que espero de los ‘Upfronts’ de 2016

Además de muchos chistes sobre Trump, por supuesto. De cierta cantidad de dardos a las propias cadenas, a los rivales y, sobre todo, al streaming. Vale, a día de hoy todos están preparando su propia aproximación si no a Netflix y Amazon al menos a HULU por irónico que eso resulte. Pero me temo que no es eso, es más… las renovaciones. Ni siquiera el “espero que renueven este y cancelen este otro”. Si quisiera entrar en eso necesitaría más tiempo -que sigo sin tener- y echarle un buen ojo a dos webs mucho más centradas en ello, la clásica TVbytheNumbers que sigue contando con The Cancel Bear y el antiguo ocupante de ese puesto y co-creador de la página que ahora opera como TV Grim Reaper en su propia web. Al margen de esto son muchos los medios que van dando su opinión, claro.

Podría hablar también de esos pilotos volanderos pero creo que será más divertido hacerlo la semana que viene -si tengo tiempo, en serio- y dedicar esta a algunas de las series cuyo futuro conoceremos en breve.

Creo que si un nombre va a pesar este año será por su ausencia. Sin Paul Lee detrás en ABC es más que probable que algunas de sus apuestas personales más respaldadas por la crítica y menos por el público (Léase la absolutamente brillante American Crime y la no menos especial Galavant) hayan emitido ya sus últimos capítulos. Incluso la igualmente brillante Agent Carter podría estar finiquitada. Y sería una pena en todos los casos pero si por algo largaron a Paul Lee fue por dar nuevas oportunidades a estos formatos logrando de nuevo el mismo éxito. Sin Lee de por medio lo más sencillo es que las fulminen y es una lástima. Al menos Mark Pedowitz sigue en la CW -que renovó todo lo que se estaba emitiendo así que no temáis por Flash, Supernatural, Jane the Virgin, Crazy Ex-Girlfriend, Arrow o lo que sea que veáis del quinto canal- manteniendo la llama.

Por supuesto lo más entretenido de la ABC es ver los círculos que hacen para decidir el futuro de Castle. De momento han liberado a dos personajes de aparecer la próxima temporada y es casi más entretenido leer los rumores de broncas en el plató que llevan apareciendo de manera más o menos discreta durante los últimos años que ver la serie en sí. Así que aunque cualquiera daría por hecho que a estas alturas la cancelación era segura ellos aún no han terminado de jugar con su presa.

Poco más me interesa de ese canal. El desastre de The Muppets tampoco tiene decidido el destino pero no sé ni si incluso repitiéndolo serán capaces de hacer algo interesante. Y la igualmente movida historia detrás de The Catch -que se ha traducido en un producto con bandazos constantes- e ir también hacia cualquier lado. En ambos casos parece que pesaría más ese De dónde vienen -la posibilidad de mantener viva la franquicia de los unos y de tener contenta a Shonda con los otros- que lo que es o sus datos. Igual que lo más interesante que ofrece Nashville son las noticias locas sobre un posible futuro antes incluso de que haya algún tipo de confirmación. En fin, los cambios de jefe que son así.

Con eso y con todo es casi el canal que más me interesa en sus anuncios, probablemente por como andan los demás. En la CBS lo más divertido es si deciden mantener la apuesta de Supergirl. Y supongo que habrá gente mirando por Limitless, yo solo espero que les traten mejor que a los seguidores de PoI. Ah, y no han dicho nada de CSI: Cyber, su cancelación significaría el final de una serie con CSI en el nombre desde hace la retorta. Pero cualquiera que haya visto capítulos de CSI: Cyber o sus audiencias -no digamos ya ambas- lo comprendería sin problemas.

En la FOX mi principal punto de atención es The Grinder, mi comedia nueva favorita en cuanto se dejó de tonterías y abrazó el meta allá por el episodio ocho. Pero con el desastre de cadena que es tampoco espero demasiado. De hecho, a estas alturas me interesaría más que intentaran arreglar lo que tienen en caso de renovarlo (Sleepy Hollow, Houdini & Doyle…) aunque reconozco que pocas cosas son más divertidas que la cadena intentando renovar X-Files mientras Carter, Anderson y Duchovny deciden si les apetece.

En cuanto a NBC… Ni siquiera sé si veo alguna serie suya. Creo que a estas alturas no. Con lo que ellos fueron. Ah, espera, The Mysteries of Laura es suya, es cierto. así que me interesa más por el impacto español que por la serie en sí que es dura de ver hasta para sus niveles. Así que la única cancelación que espero en este canal es la del contrato de Robert Greenblatt.  ¿Es eso mucho pedir?

En fin, poco interés por mi parte, hasta el punto de que ni recuerdo por dónde iba con los Meme Upfronts de Del Sofá a la Cocina. Ya iré actualizando esto con las novedades. Y a ver la semana próxima esas series nuevas pro dónde respiran, que miedo me dan.

 


Los premios: El Sark de Oro Tv 2015

Valga el repaso en Sabemos como repaso del año -y valga la visión de futuro como aquello de lo que podemos e incluso debemos tener en cuenta en el año que comienza – vamos con aquello que -quizá- hayáis estado esperando. Ha sido un gran año televisivo y, como casi siempre, hemos tenido series que podrían haber estado entre estos dos puestos de honor sin mucho problema. De modo que elegir los dos primeros no ha sido algo sencillo. Incluso aún cuando me he permitido elegir un tercer puesto para Canino – y es que Crazy Ex-Girlfriend podría haber optado a estar incluso más arriba-  no puedo decir que haya sido fácil no ya elegir estos puestos sino, incluso, su orden. Pero tras darle varias vueltas puedo anunciar sin problema que aquí están los Sarks TV de 2015.

Como cada año he de señalar que el criterio para el premio es tan sencillo o complicado como el mío propio. De entre todas las series nuevas que veo -es decir, que no me quedo solo en el piloto sino que continúo con ellas hasta su final de temporada o, como poco, su hiato de media temporada- elijo aquellas que más me han gustado. Como veis el único miembro del jurado con el que me tengo que poner de acuerdo soy yo. De modo que paso a indicar cuales son estos ganadores de tan simbólico galardón y cuáles han sido los motivos.

Por favor, redoble de tambor:

Sark de Plata Tv para…

Agent Carter.

Hay formas distintas de enfocar los superhéroes, incluso cuando no son realmente superhéroes sino, más bien, super espías. La primera temporada de Agente Carter -por suerte no la última- hace un trabajo.magnifico en mostraron una época y unas costumbres. En sacar el mejor partido posible a las escenas de acción. En mostrarnos un reparto en el que todo el mundo tiene su oportunidad de brillar y hay variedad y diversidad. Quizá ese final abierto no haya sido el mejor de los posibles, pero dado que es por esa causa mayor de una siguiente temporada creo que se lo puedo perdonar.

Sark de Oro Tv para…

UnREAL.

Metatelevisión. Drama mostrando la forma en que la realidad es transformada por exigencias del guión y como los principios se trasforman por un bien quizá no mayor pero desde luego sí más inmediato. Toxicidad bien discutida y una sensación de no pararse por más locurón al que se parezca estar llegando. Al fin y al cabo en esta suerte de año grande de la realidad ficcionalizada y el true crime, de las mujeres luchando por lo suyo y la necesidad de mostrar que una trama amorosa nones una claudicación, está serie es el resumen. Esperemos que sea del año que termina y no de lo que está por venir. Porque, sinceramente, no sé cómo esperan subir el tono para la segunda temporada.


Y, un año más, esto es todo. Ponemos el contador a cero, empiezo a apuntar cosas para los Pilotos Deathmatch y ya veremos dentro de un año con qué nos encontramos.


En la actualidad: “Ministerio del Tiempo” (2015 – )

Durante estos últimos meses hemos estado viendo como el Fantástico Español en TV se iba aproximando desde sus inicios en los seriales y en 1958 con Diego Valor (dos años después del comienzo de las emisiones), y por fin hemos llegado al año en el que aún estamos.

El 24 de febrero de 2015 se estrenó en TVE Ministerio del Tiempo, serie que -más allá de discusiones sobre si lleva artículo o no- fue acogida con enorme entusiasmo por los fanes. Quizá por la cualidad de reunir en una serie un estilo más cercano al británico de aproximación al fantástico tras lo visto estos últimos años. Al fin y al cabo tras los distintos ejemplos recientes que seguían unos repartos e historias que oscilaban entre el exceso de personajes y la explotación juvenil -sin que por ello debamos presuponer menoscabo alguno de su calidad- parecía que se iba consiguiendo llegar a un punto en el que fuera de nuevo posible crear series fantásticas de éxito. De momento un éxito que funciona a dos niveles, para los movimientos oficialistas y cuasi-burocráticos de comparar audiencias televisivas fuera de otra consideración es solo una serie más. Una que no tenía tan claro su renovación.

Quizá porque estaba en parte fuera de esas realidades actuales en las que el éxito en cifras se da más allá de los medidores habituales, con su cifra de espectadores en streaming superando en mucho a los que se ponían delante del televisor, una forma más de demostrar su popularidad en internet. Porque lo que realmente se notó fue un paso más en la recepción, no era solo una serie española fantástica de éxito, era también una que llegaba a un público aún más general del que habían tenido otros éxitos recientes en ese campo como El internado o El barco. Quizá por ser una creación que apuntaba a un público más general.

Quizá por la propia historia detrás de su creación. La historia de los hermanos Olivares, Pablo y Javier, que habían soñado desde hacía años con poder darle cuerpo y que cuando por fin lo lograban enfrentaban una tragedia mayor, la enfermedad y posterior muerte de Pablo. Por suerte nos quedaron las historias de cómo habían sido esta creación y la presencia de Javier, que se ha mostrado en todo momento accesible y dispuesto a hablar de la serie favoreciendo no solo la creación de un nutrido grupo de aficionados, también un flujo de información constante. Esta cercanía ha servido para dar lugar a multitud de entrevistas en variedad de medios y encuentros de todos tipo y se ha traducido en muchas muestras de interés de esa comunidad está la creación de un blog sobre las apariciones en prensa de la serie o un podcast comentando los capítulos y creadores detrás de la serie.

Pero, sobre todo, daría lugar a un impacto que servía para reforzar su mensaje, fuera para dejar claro el problema de las medidas de audiencias tradicionales o la renovación de la misma. Una larga historia esta última que demostró el interés por la serie, ahora traslada a la segunda temporada y ya con ojos en la tercera. Y para las que no han venido nada mal las candidaturas y premios que ha ido ganando, muestras del respeto de los críticos y creadores por la serie.

Así, la historia de una organización secreta gubernamental con viajes en el tiempo que permiten miradas a la historia de España -aunque limita, de momento, las posibilidades de viajar al futuro- pero no al de los integrantes de esta agencia, se ha convertido en todo un ejemplo. Discutido, por supuesto, pero al fin y al cabo capaz de llegar a los espectadores para que sean ellos los que decidan. Algo que no muchas series en este repaso al fantástico español han podido decir.

 

 

 


En España la función de la televisión no es informar, es opinar

En realidad la principal sería mantener entretenidos a sus espectadores. De ahí que se hable del info-entretenimiento. Solo que entonces pasa algo como lo del viernes en París y la parte de info no pasa.

La diferencia está, por supuesto, entre lo que creíamos que debería hacerse y lo que se haría. Las quejas fueron por no interrumpir la programación y emitir últimas horas desde Francia como estaban haciendo en tuiter las distintas centrales de noticias… ¿hubieran podido hacerlo? ¿Tienen las televisiones, aún las generalistas, a periodistas destacados en Paris? ¿Hay gente un viernes por la noche a la que avisar de esto? Pero, sobre todo, ¿y si hubiera sido en otro lugar? Es difícil pensar que pudiera ser más cercano que uno de los países con los que compartimos frontera así que supongamos que ocurriera en España. No en Madrid o Barcelona, claro, España es suficientemente más grande. ¿Suspenderían su programación?

Es curioso cómo durante las mañanas e incluso las tardes parece más sencillo alterar la programación, se por una noticia sobre ETA o por un fallecimiento de postín. Pero si la cosa no viene de antes el primer-time se muestra… Complicado. La BBC da el primer avance en sus Breaking News a las 22:02 y en las cadenas españolas la cosa tardó un poco más. Casi eran las doce cuando Antena 3 interrumpió por unos minutos su programación para dar esa noticia que “les acababa de llegar”, en TeleCinco esperarían hasta la una, en La Sexta o Cuatro estuvieron muy ocupados. Y cuando el 24 horas se dedicó a ello… Digamos que no era lo mismo que cuando se dedicaban realmente a la información, quizá fuera la falta de la CNN+ enfrente o los recortes, la realidad es que se entretuvieron con una tertulia en lugar de con datos y periodistas. Las intervenciones de los tertulianos de guardia, especialmente de Alfonso Rojo, causaron casi tanta ira en las redes sociales como la falta de información. La única otra cadena TDT -aunque aún no nacional, si no me equivoco- dedicado a ello fue 13tv. También con tertulias, claro.

Es decir, las dos maneras de afrontar la inmediatez fueron mediante la negación y la opinión. Peor aún, al día siguiente decidieron entre la información y la opinión. Decidieron seguir por el segundo lado, que siempre es más barato. En todos los sentidos.

Dentro de esto, con Ferreras y sus especiales -que incluyen a Marhuenda-, lo que tuvimos fue una serie de lugares comunes, vueltas a lo que ya se sabía y -por supuesto- opiniones. Algo innecesario cuando han pasado más de 12 horas desde que se estuviera produciendo en directo la noticia. Sí, pudo haber novedades -aún las puede haber- pero ya aparecen por investigación sobre unos hechos, no mediante la narración de lo que ocurre. La reflexión sobre lo sucedido es algo distinto y más cercano a la creación de una opinión.

Porque eso es lo que llevan vendiendo desde entonces. Tratando de decir lo que debemos pensar y lo que se supone que creen que ha pasado y que pasará. No es que debiera sorprendernos, una opinión sirve para establecer un discurso y afianzar la realidad que se conecta con lo que quieren vendernos, también es mucho más barato y menos fácil de meter la pata. Y si algo han hecho estos últimos días los medios ha sido precisamente ir cayendo en todos los errores posibles. Incluidos los de portada. Si eso -equivocarse con el tipo de música del concierto, poner a un inocente como terrorista, dar y dejar de dar por muerto a un español como si fueran el Ministerio de Defensa- ocurre un día después no quiero saber lo que podría haber pasado esa noche.

Y, sin embargo, era precisamente lo que se esperaba de ellos. Más aún, si mañana ocurriera otro suceso es lo que volveríamos a esperar. Sobre todo mientras se desarrolla. Aunque sea en prime-time. Aunque no haya logrado encontrar un antecedente de interrumpir el prime-time nocturno por una noticia -lo más cercano, el seguimiento al nacimiento de la primera infanta de la actual hornada regia- y aunque dude que llegaran a hacerlo. Porque da igual que haya más de veinte canales en la TDT actual, que tengamos más de media docena de generalistas, lo importante es tener los medios y la intención. Y en el actual panorama televisivo español no sé cuál de las dos cosas falta más.

Lo que sí sé es el resumen que sirve de título para todo esto: “En España la función de la televisión no es informar, es opinar”.

 

 

 

 


El fantástico reciente de Antena 3: “Los protegidos” (2010 – 2012), “El barco” (2011 – 2013), “Luna, el misterio de Calenda” (2012 – 2013)

Antena 3 parecía estar en racha con las series fantásticas tras el éxito de El Internado, así que resultaba lógico que intentaran seguir creando dentro del género.Y de un tema del momento a otro le tocó a los superhéroes.

Darío Madrona y Ruth García crearon para Boomerang TV y Antena 3 Los protegidos (2010 – 2012) que lograba llevar el gusto por las series de superhéroes a la televisión generalista española –en la web ya había habido intentos, alguno transplantado– ofreciendo una versión indudablemente propia. No es que en la larga historia de adaptaciones y creaciones superheróicas televisivas no haya creaciones cercanas pero aquí se funcionaba más desde un punto de salida de serie familiar que mezclaba comedia y drama y personajes de distintas edades y esas cosas de la televisión de aquí. Por supuesto había poderes especiales e identidades secretas aunque no una figura del superhéroe como tal sino, más bien, la de gente con poderes como podía suceder en las temporadas iniciales de Héroes.

En cualquier caso, la evolución fue dentro de lo esperable. Primero los artículos anunciando la próxima aparición de la serie dejando claro que estamos ante una nueva serie familia, y más entrevistas previas al estreno que logran generar un cierto interés. El estreno en sí llega por fin y resulta ser un éxito, lo que lleva a cosas como más entrevistas pero, sobre todo, a nuevas maneras de explotar la serie. Un acuerdo con Tuenti para presentar contenido especial a sus usuarios, la creación de cuentas de twitter y facebook -que siguen aún hoy en estado semi-activo porque no vas a desperdiciar algo con miles de seguidores- e incluso los intentos de adelantos técnicos para una serie. aunque la afirmación “la primera serie del mundo que se graba en tres dimensiones”  quizá no es la mejor forma de explicar que se grabó para emitirla en 3D, pero lo que estaba claro era que tenían una intención de innovación.

Lamentablemente también tenían los problemas habituales de las series españolas actuales, no solo en cuanto a duración sino a entradas y salidas de actores de la misma, así que el éxito de la primera que les fue permitiendo realizar el preestreno de la segunda en un cine y todos esos métodos de promoción que se utilizan ahora, el final de esa segunda temporada dejó las cosas más en el aire. Lo suficiente como para que la tercera decidiera fijarse en el origen de los poderes más que en una trama continua, y que pese a las afirmaciones de que la serie seguiría –aquí estaba– desde Antena 3 salieron a decir –aquí estaba–  que la tercera sería al última. Conste que cuando llegó el momento de emisión de ese último capítulo decidieron ir con dos finales por si sonaba la flauta. Que no sonó, claro.

Lo que sí acabaría teniendo es una adaptación china, por aquello de la generación de contenido exportable no solo la obra en sí, también la idea detrás que pueda ser vendida para adaptarse. En cualquier caso esta serie ya estaba superada porque mientras la cadena se había puesto en lo siguiente.

Que resultó ser El Barco (2011 – 2013), que como decía una crítica mezclaba Perdidos, la Ruta Quetzal y Battlestar Galactica dentro de un universo con las características propias de Mediaset: Jóvenes acostumbrados a la poca ropa y las decisiones cuestionables -algo útil para convertirse en viral pensando que vendían otra cosa- como estar encerrados y desnudarse además de, claro, cocineras joviales y distintas edades dentro del barco, niños incluidos.

También como de costumbre siguió el ciclo de aviso de rodaje, afirmación de apuesta y entrevistas, que llevan a un estreno exitoso. Especialmente exitoso en este caso, quién sabe si por que la fórmula de la productora es ya gusto adquirido para el gran público español o porque Mario Casas era plenamente popular y eso siempre tira. El caso es que les fue tan bien que aprovecharon para montar con la segunda temporada un reality alrededor de la serie, que incluso estrenaron, y para tratar de unirse a la innovación exterior sacando twittersodios de la serie.

Todo sea por aprovechar el éxito que, sin embargo, no llevó a los responsables a alargar la serie. O a no alargarla más de lo razonable. Sí, metieron a más personajes –como uno interpretado por Belén Rueda aprovechando que le estaban preparando una serie propia– y tuvieron varios de esos giros inexplicables. Pero eso no tiene por qué ser un menosprecio, sobre todo si la audiencia aguanta, como parecía al iniciarse la tercera temporada, tanto dio. La serie se despidió sabiendo que en cualquier momento podrían no solo venderla para hacer una versión rusa sino, incluso, crearse un telefilme de X años después.

Pero volvamos a las series porque, como decía, a Belén Rueda le estaban peinando una serie propia y nada mejor para la cadena que sacarla primero en su serie de éxito para que les interesara el siguiente paso de la actriz en una versión complejísima del concepto mismo de spin-off, una de esas ideas tan interesantes que tenemos por aquí.

La serie en cuestión era Luna, el misterio de Calenda (2012 – 2013) que tras el truco de promoción antes mencionado trataba de usar los rescoldos del paranormal romance y vendernos una serie policíaca a la vez. Es complicado saber si realmente estaba previsto desde el inicio que fuera una sola serie porque daba la sensación de que por un lado unía el final de ese éxito televisivo que unía al romance adolescente elementos fantásticos de criatura y monstruos pero por el otro quería aprovechar el auge de las series policíacas con asesinatos a resolver dentro de pueblos o poblaciones no urbanas, que aquí estamos para aprovecharlo todo. De modo que mientras Rueda interpreta a una jueza que intenta descubrir a los asesinos de su marido Guardia Civil y responsables de otros crímenes en la misma población le entremezclan una trama sobre leyendas de hombres lobo que sirve tanto para enredar en los crímenes echando la culpa a los lobisomes como para traer el otro componente con la hija de la jueza sintiéndose fuertemente atraída por un jovenzuelo que podría ser uno de estos licántropos.

Lamentablemente pese a un estreno con éxito de audiencia el público y las críticas no acompañaron demasiado. Sí, conseguirían una segunda temporada para aclarar y liar un poco más todas las tramas pero durante ella se supo que no habría tercera, y que el final de esa temporada iba a ser también el de la serie. Aunque luego la vendieran para adaptarla a los rusos.

Parecía que el interés iba más por los asesinatos que por los elementos fantásticos y en eso se centraría la cadena en siguientes estrenos, al menos mientras encontraban una forma de traer de nuevo algo que pudiera ser un éxito, al fin y al cabo es la cadena que más fantástico de producción propia había estrenado en las últimas décadas.