More from: TonyTonyTony

El Musical: Urinetown

Tras tantos meses empezaba a pensar que no iba a poder recuperar esta sección, pero aquí estamos de nuevo. Con una obra que llevaba colgada ni sé el tiempo. Probablemente lo mismo que la ha convertido en un éxito de culto haya favorecido que se haya quedado, precisamente, en ese “culto”. Una trama de componentes escatológicos, rupturas de la cuarta pared, humor retorcido y un ambiente general malsano y duro, una tragicomedia con todas las letras cuyos referentes más directos deberían ser -al menos para mí- las obras de Bertolt Bretch. -Aunque él probablemente hubiera cambiado algunas posibles interpretaciones-

Y todo ello en 2001, con una fecha de estreno previsto del 13 de septiembre. Que tuvo que ser cambiada al 20 y que, aún así, no tuvo una recepción popular. Porque claro. Una lástima porque el reparto era estupendo, Hunter Foster podía haber salido de la sombra de su hermana (O no, que no es sencillo) y Nancy Opel está estupenda, aunque mi favorito sea Jeff McCarthy como el agente Lockstock trasunto del coro griego que acompaña la historia. La trama central es que en un pueblo el suministro de agua está en mínimos y eso lo aprovecha una corporación para hacerse con el control de los urinarios. Gente que quiere mear libre, grandes números tragicómicos como Snuff that girl o Don’t be the bunny.

Pero no os retraso más, lo mejor es que la veáis así que aquí os la dejo, una obra menos conocida pero no por ello menos apreciable.


ElMusical: Halloween 2014

Saquemos por una vez esta sección de los domingos por una buena causa, unirla a los fastos de Halloween,  ofreciendo imágenes de algún aterrador musical. Que puede parecer que solo hay unos pocos –El fantasma de la ópera, Sweeney Todd– pero además de los que ya han aparecido por aquí –Carrie, Evil Dead– hay unos cuantos menos conocidos que también merecen un hueco para pasar de las telarañas del olvido a las festivas de la época. Y el primer elegido, el que tendrá el honor este año, es la adaptación de un clásico: Jekyll & Hyde.

Reconozcamos desde el principio que estamos ante un musical irregular, con un guión que hace poco por buscar ideas originales y unas canciones que no pasan en general de cumplidoras con lo que, salvo un par de ellas, el peso de la función acaba recayendo sobre el actor principal masculino.

Ese par que se salva son, a mi entender, la coral Murder, Murder que abre el segundo acto tras un breve reprise de Alive (la primera canción de Hyde, que como su gemela First transformation no es una mala canción  y Confrontation, la gran canción del final.

Así que echémosle un ojo a la versión original de Robert Cuccioli, primero en la Transformation

 y luego en Confrontation. La calidad -de la grabación, me refiero- es en ambos casos discutible y por ello me disculpo.

 Pero, claro… ¿Es esto lo mejor que podemos ofrecer? Es más, ¿realmente la gente asocia a Cuccioli con el personaje por mucha candidatura al Tony que sacara? Yo creo que no.

Creo que, de hecho, ya estáis esperando el momento en que diga que tengo preparado un vistazo a otro actor y cantante, o cantante y actor, decidid vosotros el orden. Y es que no vamos a ser menos aquí que en Cachitos, ¿cómo podríamos privaros? Porque de este musical hubo versión española, levantada sobre un nombre propio: Raphael.

Echad un ojo primero a la intro

 y, más importante aún, a la Confrontación.

Todo un monstruo, ¿verdad?

Pero, esperad, no os vayáis aún. Porque esa versión original quizá no fuera, en mi opinión, gran cosa. Puede que yo jamás logre entender el éxito de This is the moment. Pero lo que es indudable es que gustó. Estuvo cuatro años representándose en el Plymouth Theatre  a razón de un actor principal por año. Porque después de que Chuck Wagner hubiera hecho las etapas pre-Broadway y Cuccioli estuviera en ella durante el primer año aún hubo más gente.

Primero estuvo Jack Wagner, conocido por lo visto como Dr. Peter Burns en Melrose Place; el tercer año llegó Sebastian Bach, el cantante de Skid Row… y aquí está su Confrontation:

Pero, ¿no había dicho yo cuatro años’ ¿No falta alguien? Pues sí. Falta el último actorbarracantante o cantantebarraactor que en 2001 ocupó el puesto central de la función. La persona que, de hecho, estaba ocupándolo cuando decidieron sacarla de tour por estados unidos, ya sin él, y antes de la despedida filmar en calidad DVD una de sus funciones. Para que quede un recuerdo para toda la eternidad. Es decir…

David Hasselhoff.

Estoy seguro de que este DVD fue un éxito de ventas en Alemania.

Como The Hoff es un espectáculo en sí mismo y la calidad de esta versión -de las grabaciones, una vez más- es la mejor con diferencia puedo dejar por aquí para el que quiera verlo la Transformation,

 Murder, Murder

 y, por supuesto, Confrontation.

 Seguro que alguno se ha quedado con ganas de ver el musical entero, ¿verdad? ¿No? ¿Sí? Oh, veeengaaa… Bien, menos mal que aparece alguien. Bueno, pues ya sabéis, la magia de Halloween todo lo puede:

 Disfrutadlo con escalofríos y felices grtitos.


El Musical: El “Sugar Daddy” de Hedwig

Dos meses llevaba fuera de juego este apartado de ElReceptor, en medio de los cuales se dieron unos bastante olvidables Tonys en los que triunfó un revival, el de Hedwig and the angry inch con Neil Patrick Harris a la cabeza. Que, además, tuvo la mejor actuación de la noche con una versión más rockera del tema Sugar Daddy:

 Como estas fechas se prestan hablemos un poco más de la obra. Escrita a finales de los noventa por John Cameron Mitchell y con música de Stephen Trask, la idea original era un monólogo de Mitchell contando su vida pero el personaje secundario de Hedwig, basado en una cuidadora que tuvo de pequeño, fue comiéndose la historia hasta acabar siendo el centro de la función con su trágica historia: Joven homosexual de Berlín oriental que se enamora de un sargento americano, pero para poder volver a USA tienen que estar casados y, además, superar un reconocimiento médico completo. Lo que significa sufrir una operación para superarlo que le deja al final con esa Angry inch. Ya en USA forma un grupo con algunas esposas coreanas de otros oficiales y sigue sufriendo desengaños y cantando y todas esas cosas que conviene no desvelar.

Una historia que originalmente tenía un aspecto bastante distinto y con más ambientación country. Como se puede ver en esta grabación del espectáculo original:

El mismo autor acabaría controlando una adaptación al cine con un aspecto más narrativo que conservaba la mayor parte de las canciones, incluida este Sugar Daddy, con un aspecto distinto al de las anteriores.

Un musical de culto, tanto que, como siempre en este caso, también entre los aficionados universitarios. Venga, os pongo un ejemplo maravilloso de una audición:

Por cierto, si os estáis preguntando qué tal se lo tomaron los coreanos os voy respondiendo: Bastante bien.

Como veis otra obra interesantísima que bien vale reivindicar y que demuestra la variedad dentro de los Musicales.


El Musical: Vivo o Muerto

Es inevitable y, por tanto, no merece la pena ni intentar explicar por qué íbamos a tratar de hacerlo.

Y la culpa de todo es de los canadienses, ojo. De la gente del Tranzac club de Toronto que a principios de los 2000 pensó que podía ser buena idea y pidió los permisos pertinentes. ¡Pedir permiso! ¡Canadienses!

Pero resulta que cuando lo estrenaron en 2003 gustó. Lo suficiente como para montar unas sesiones fijas al año siguiente Montreal, en el Just for Laughs Festival. Y como los USAcas son siempre culo veo culo quiero en un rato estaban por allá buscando su propia versión. Para el Off-Broadway, eso sí, que aún hay clases incluso para los musicales.

Duraron cinco meses, que tampoco está tan mal. Y después de eso… bueno… volvieron a Toronto. A Canadá y a dejarse hacer por aficionados de todo el mundo.

De hecho, no lograron estrenar en Broadway PERO algún avispado productor se había quedado con la copla y en 2011 se estrenaba en Las Vegas donde estuvo, entre unas y otras, más de un año dando vueltas.

– De manera no relacionada, sería en 2012 cuando llegara por fin a España, con una serie de actuaciones en Madrid. Para que veáis, a veces llegamos a cosas de musicales antes que Broadway-propiamente-dicho –

Para 2013 decidieron hacer un Tour por Canadá y Estados Unidos sin que acabaran de decidirse aún a estrenarlo en Broadway, y eso que llevaban desde 2008 escuchándose rumores de que se iba a hacer película.

Aunque de momento ni lo uno ni lo otro. Aunque sí hay grabaciones, claro.

Y aunque en 2006 se realizaron algunos cambios con respecto a la versión original lo que traemos hoy aquí es precisamente esa versión de 2003 que dio comienzo a todo.

¿Que no he dicho a qué me refiero? ¿En serio? ¿Y no está claro por el contexto? Nada, nada, lo aclaro.

Con todos vosotros:

EVIL DEAD, EL MUSICAL

 

venga, unos clip de la versión española

Y, ya puestos, del cambio principal -fuera del final. Sí, cambiaron el final. ¿Qué otra cosa esperábais?- que fue la inclusión de la canción Ode to an Accidental Stabbing a mitad del segundo acto.

Así que…

¡FELIZ DÍA DEL NO-MUERTO!


El Musical: Stephen Colbert “Sorry/ Grateful”

Cuando digo que hay musicales que parece que voy a ir sacando por aquí por parte… Aquí estamos de nuevo con Company, uno de los grandes triunfos de Stephen Sondheim. Y eso que aún no os he puesto mi canción favorita de la obra. Pero existe un motivo para estar aquí de nuevo.

Que es Stephen Colbert, un cómico enorme, muy aficionado a cantar y que hasta este musical no tenía nada realmente comparable en Broadway -aunque debo decir que adoraría verle haciendo de Koko en El Mikado-, que acaba de anunciar que cerrará un programa que es ya una institución para pasar a otro que lo ha sido siempre, y aunque su interpretación de Harry sea solo una parte pequeña del número maldito sea si dejo pasar la oportunidad.

No solo porque se demuestra que ya desde los ensayos estuvo lleno de entusiasmo:

 

 

Además los momentos de actuación los borda, sobre todo con dos grandes al lado como Neil Patrick Harris y Martha Plimpton:

De modo que llegamos a Sorry /Grateful, la canción de los “maridos” -recordemos, Company es una obra sobre un soltero amigo de un montón de matrimonios casados- en los que tratan de explicarle lo que se siente estando casado.

A Colbert y NPH se unen aquí -ya os he dicho, la parte cantada de Colbert no es muy amplia- una leyenda viva de Broadway como Jim Walton. Y también Jon Cryer, no iba a ser todo bueno.

Pero lo importante es que aquí le tenemos a él: Stephen Colbert on Broadway!



El Musical: Robert López y Bono

Desde el pasado domingo Robert López es el más reciente de entre las doce personas que tienen un EGOT. Es decir, que ha ganado un Emmy, un Grammy, un Tony  y un Oscar. Esto último gracias a Let it go de Frozen, el Emmy gracias a The Wonder Pets , el Grammy con The Book of Mormon y los Tonys tanto por esta última como por su anterior obra: Avenue Q.

Esta semana también ha tenido mucha presencia Bono, hablando para los partidos de derecha europeos y pidiendo caridad con España, de modo que casi dan ganas de recordar ese momento en la magnífica The Book of Mormon -cocreada junto a Trey ParkerMatt Stone– en el que se recrean con el falso pro-africanismo del cantante de U2.

Lamentablemente no hay ni recortes del bootleg original con Josh Gad en su mejor momento, aunque sí tenemos alguna imagen

tumblr_lotl59P5Pr1qf9unmo1_500

y, por supuesto, la grabación original,


pero para el resto podemos recurrir a una de esas cosas que hacen en USA como el Campamento de Verano Starbound 8 que monta entre los apuntados y en 2 semanas un musical. Y luego cuelgan sus representaciones, como esta de la canción en cuestión.

 Así que ya veis, no hay como Bono y los musicales para darse cuenta de que nosotros también somos África.


El Musical: Revolting Children

De que Matilda es un gran libro creo que hay pocas dudas. Lamentablemente no hay tanta gente que sepa que es también un estupendo musical. Y no cualquiera cosa. Dennis Kelly se encargaba de la adaptación y de las canciones nada menos que Tim Minchin. En 2010 hicieron el rodaje y para 2011 ya estaban estrenando con notable éxito en el West End. Era cuestión de tiempo que llegara a Broadway, y eso ocurrió en 2013. En su paso por los TonyTonyTony consiguió 5 -incluido el de libreto- aunque perdiera contra Kinky Boots su particular lucha por ser la obra del año.

No tengo intención, al menos no de momento, de poner el musical completo pero sí que creo útil y necesario ofrecer un vistazo a una de las canciones más emblemáticas: Revolting Children.

-En este caso en su visita a Letterman

Si os preguntáis por la versión inglesa original -preWest End incluso- le podéis echar un ojo aquí:

En ambos casos son ejemplos de visitas promocionales con lo que es solo una parte de lo que el musical es como todo y dentro de su propia producción. Pero sirve para que nos hagamos a la idea a la perfección.

Y para tener una canción de revuelta más, que siempre es interesante.