¡Los Recomendados 2022! Fantasía

¡Vamos con las recomendaciones!

– Trilogía ¡Illuminatus! de Robert Shea y Robert Anton Wilson, ed. Orciny Press No os hacéis a la idea de la alegría que me produce ver este libro publicado en España. Han sido décadas desde que salió en inglés y se convirtió en una de las obras fundamentales que aúnan la sátira con la conspiranoia, poniendo de relieve la fina línea que hay entre caer en lo uno y lo otro a la vez que se muestra una construcción de diferentes sociedades secretas, grupos de control y demás, apilados uno sobre otros para lograr -y dejar claro- que este tremendo follón de ELLOS QUE CONTROLAN EL MUNDO es más una juerga que algo serio. Lástima que a estas alturas esté claro que son más peligrosos los conspiranóicos que esos teóricos dueños secretos del mundo.

– El fantasma de las palabras de Louise Erdrich, ed. Siruela

Siruela celebra el número 500 de la colección Nuevos Tiempos con un libro de Louise Eldrich que habla de libros, libreros… y fantasmas. Porque parece que un fantasma ha decidido encantar una librería y solo una recién llegada, salida de la cárcel, y ávida lectora, quien decida descubrir qué hay detrás de todo esto. En un libro con mucho por descubrir.

– El demonio de Próspero de K.J. Parker, ed. Red Key

K. J. Parker, o Tom Holt como también es conocido y publicado, y aunque lleva desde los ochenta esta de aquí es una novella de hace tan solo un par de años. Uno en la que mezcla su gusto por el histórico y el fantástico con una gran cantidad de humor negro, porque cuando un exorcista con no demasiados escrúpulos se empeña en ayudar en la crianza de un rey es inevitable que las posesiones demoniacas acaben en mitad de la trama.

– Bajo el cielo de azúcar/ En un sueño ausente de Seanan McGuire, ed. Alianza Editorial

En el lado bueno, tenemos nuevas novelas de los Wayward Children. En el otro, la inexplicable decisión de unir los -muy independientes- libros 3 y 4 en un solo volumen. Supongo que será porque la editorial no logra vender lo suficiente pero es una lástima. En fin, supongo que al menos está disponible para todos los que no sean capaces de leer en inglés.

– Dioses de jade y sombra de Silvia Moreno-García, ed. Minotauro

Aunque a estas alturas decir Minotauro es temer por la pobre calidad de la traducción, parece que el acuerdo de Silvia Moreno-García con la editorial va a llevar a que se publique otra de sus obras más conocidas, en las que la mitología maya se utiliza para contar una aventura fantástica en la que, en plena Era del Jazz, una mujer libera al dios de la muerte y debe ayudarle a que las cosas vuelvan a su sitio.

– El rastro del rayo de Rebecca Roanhorse, ed. Red Key Books

Una autora de fantástico que introduce y honra sus ancestros navajos en las obras que escribe, sin duda. Pero también la ganadora del Locus (por esta misma novela) y de muchos otros premios (por otras) porque a veces parece que se nos olvida que no es solo el punto de vista distinto sino lo que puedes hacer con ello. De ahí que esta obra que es capaz de darle una vuelta a la fantasía urbana, que muchos considerarán de hecho más fantasía que urbana, resulte un añadido tan interesante para esta pequeña editorial independiente.

– El hechicero de la corona de Zen Cho, ed. Duermevela

Una nueva obra de Zen Cho nos llega gracias a Duermevela, con su primera novela, una sobre Inglaterra, la pervivencia -o no- de la magia y las alianzas inesperadas que eso provoca. Porque también la raza, el sexo y el colonialismo -incluso el patriotismo- serán tocados por esta historia que ya iba mostrando -aunque fuera solo la patita- los intereses de su autora.

– Viuda de Hierro de Xiran Jay Zhao, ed. Molino

Aparatos gigantes que luchan contra monstruos destruyendo de forma literal o figurada la vida de sus pilotos. Seguro que os suena. Y, sin embargo, hay algunos giros propios, algunas ideas -incluso en las mitologías y entornos manejados-, e incluso algunas ideas sobre las mujeres y los sometimientos que les toca sufrir.

– Radicalizado de Cory Doctorow, ed. Capitán Swing

Cuatro relatos a cueltas con el presente y el futuro, cuatro ejemplos de distopías que nos muestran un presente más que posible pero saben darle un giro, porque estos relatos de ciencia ficción tienen una intencionalidad clara, muy propia de la escritura de Doctorow, para invitar tanto a la reflexión como a la posibilidad.

– El Señor de los Djinn de P. Djèlí Clark, ed. Duermevela

Tras el primer contacto con la ambientación que nos supuso el Tranvía 015 llegamos al plato fuerte con El señor de los Djinn, una obra en la que P. Djèlí Clark tiene más espacio para la historia y que, además, nos ofrece también el primer relato corto ambientado en este universo. Así que casi parece pensado para leerlo tanto antes como después del otro. Tanto como para picarse esperando el siguiente dentro de esta ambientación.

– Nos devoró la niebla de Marina Tena Tena, ed. Insólita

Un pueblo que parece tener sus puntos oscuros, sus secretos de una ambigüedad sobrenatural, y en el que pesa especialmente la desaparición de una excursión de niños, especialmente para la única superviviente que perdió no solo a sus amigos, también a su hermana gemela, una hermana a la que aún sigue sintiendo. Tal es el inicio del nuevo libro de Marina Tena Tena.

– Vida Animal de Alexander MacLeod, ed. AdNovela

Llega el recopilatorio de relatos de MacLeod, historias extrañas con un pie en terrenos que quizá no sean exactamente de la fantasía o del terror pero que van más allá de lo que consideraríamos realismo mágico. Obras distintas y variadas que vienen como presentación de un autor que pertenece a una familia literaria. Veremos que tal.

 Chica conoce a chico de Ali Smith, ed. Nórdica

El poder transformador del amor… pero son las Metamorfosis de Ovidio. Y es que la escocesa se va al mito de Ifis para hablarnos de amor, cambios y activismo mediambiental, porque como el agua en esta historia todo fluye. Para ofrecernos, al final, una historia encantadora. Que también nos merecemos cosas así.

– Mi ex y otras maldiciones de Erin Sterling, ed. TitaniaNovela romántica en un mundo con magia y brujería, porque… ¿qué podría pasar mal si una ruptura te lleva a una pequeña maldición? ¿Hasta qué punto se puede ir desbocando aquello? ¿Y por qué significará que hay que cooperar para evitar que vaya a más? Pues todo eso y alguna cosa más es lo que tenemos por aquí.

– Entremuros – Foundryside – (1, Trilogía Los Fundadores) de Robert Jackson Bennett, ed. Gamon

Entre la fantasía épica y el cyberpunk, porque los objetos ancestrales mágicos pueden decir que son científicos como cualquier otro. A partir de ahí, atracos, robos, aventuras y acción. Incluso algo de humor para engrasarlo todo en esta curiosa mezcolanza.

– Babel de R.F. Kuang, ed. Hidra

La autora de The Poppy Wars nos trae aquí una obra de fantástico en el que la traducción es otra forma de magia y quizá también de traición a las raíces. Sobre todo cuando una guerra entre Inglaterra y China parece a punto de estallar por el opio y la plata.

– Una magia impregnada de veneno de Judy I. Lin, ed. Monogatari 

Competiciones, mundos fantásticos, muertes inesperadas y misterios que van más allá de la realidad. Un poco de todo es lo que podemos encontrar en esta historia que va más allá de las intrigas cortesanas y los concursos de preparar té para hablarnos de la familia, la sociedad y las decisiones tomadas. Y de veneno. Mucho veneno.

 El ladrón de la lengua negra de Christopher Buehlman, ed. Gamon

A veces, en este julio de novedades fantásticas, lo único que hace falta es una obra de aparente corte clásico, con un puñado de aventureros y un objetivo común, para que con un par de giros o tres, unos hacia lo cómico, otros hacia lo terrorífico, nos ofrezcan una historia que logre seer a la vez más de lo mismo y algo diferente.

– Erase una puta vez de Sergio S. Morán, ed. Té con Cerveza
– Las historias de la Hermana Herminia de Sergio S. Morán, ed. Té con Cerveza

Es siempre una enorme alegría ver que Sergio saca libros, sacar dos a la vez es ya una fantasía. Sobre todo cuando son tan distinto y, a la vez, tan iguales. Porque, por un lado, tenemos una novela con su clásica mezcla de fantástico, negro y humor que esta vez se aparta de los misterios y se acerca a los thrillers. Por el otro, tenemos un libro de relatos breves que juega al metahumor pero que, sobre todo, demuestra la posibilidad de poner los Looney Toones por escrito. Cualquiera de ellos puede leerse sin haber leído nada suyo antes, que es otra alegría si se quiere probar algo suyo. Así que es bueno tener amigos que te den tantas alegrías.15

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Ensayo

¡Vamos con las recomendaciones!

– Malestamos de Marta Carmona y Javier Padilla, ed. Capitán Swing

Este es un libro tan importante como interesante, porque habla de ese malestar general que muchas veces se pone como derivada de la salud mental cuando es una mezcla de motivos, que se trata como un hecho individual cuando está claro que es un problema colectivo, que muchas veces se combate con medicación y no con cambios estructurales. Todo eso, desde una perspectiva tanto médica como social, es lo que se analiza, explica y reflexiona aquí. Por eso es importante e interesante.

– Tecumseh y el Profeta de Peter Cozzens, ed. Desperta Ferro

Parece que este se nos había despistado, pero para todos los que disfrutamos del anterior libro del autor, La Tierra Llora, es bueno saber que esta hitoria sobre los hermanos shawnees que desafiaron a Estados Unidos está disponible. Sobre todo porque nos habla de una historia de cooperación y organización, la de la mayor confederación de nativos norteamericanos de la historia que supo plantar cara a aquella aún reciente república poblada por pioneros tanto como por tramperos y forajidos enfrentados a un pueblo dispuesto a vender cara su independencia.

– Nothin’ but a good time de Tom Beaujour y Richard Bienstock, ed. Neo-Person

Una historia oral siempre tiene un punto caótico y divertido, si además se usa para hablar de la explosión del Hard Rock que hubo durante los años ’80 y lo hace yendo no solo a las principales figuras sino, además y sobre todo, a ejecutivos, productores y todo tipo de profesionales de la venta de aspecto como estilistas, fotógrafos o diseñadores podéis imaginarnos la divertida caja de música que tendremos entre manos llena de historias y anécdotas que ayudan a definir una época.

– Odio a las mujeres de Susanne Kaiser, ed. Katakrak

Una interesantísima obra, mezcla de ensayo e investigación, en el que la autora alemana hace un repaso no solo por los grupos on-line de odio a las mujeres o por sus lazos con la extrema derecha, también sobre su realidad a finales del S XX y como la llegada de las nuevas tecnologías y sus comunidades les sirvió para conectarse, reinventarse y crear una doble red de matonismo y reclutamiento a la que, simplemente, se le dejó hacer. Una historia no por cercana menos interesante.

– Un par de manos de Monica Dickens, ed. Alba

Una recuperación muy interesante en Rara AvisDickens nos cuenta sus aventuras como cocinera profesional de la clase alta. Historias en las que tiene que esconder su propio pasado, lidiar con el clasismo y organizar todo tipo de problemas culinario. ¡Un libro de rechupete!

– Verdadero creyente de Abraham Riesman, ed. Es Pop

Muy completa, muy documentada, y con muchos rincones conocidos u obscuros, para hacer una suma total de la figura de Lee, e incluso de la familia de la que venía, la que dejó y aquella a la que no hizo mucho caso. También de sus líos empresariales dentro y fuera de Marvel. Y, en general, de todo lo que supuso, para bien o para mal.

– Flores particulares de Nora Eckert, ed. Tránsito

Alemania en los años setenta, una mujer trans contando de primera mano lo que fueron sus experiencias, sobre la vida cultural, la gente que conoció y, sobre todo, su experiencia durante su transición de género. Una visión privilegiada que esta periodista y crítica cultural alemana tiene a bien compartir.

– El movimiento de mujeres romaníes de VV.AA., ed. Kaótica

Un recopilatorio de ensayo de algo más de una veintena de mujeres en las que nos cuentan cómo ha ido avanzando, y hacia dónde está yendo, desde los años noventa hasta la actualizar. Una perspectiva propia que habla desde el conocimiento y el haber sufrido o visto sufrir, como protagonistas o como aliadas.

 Enseñar pensamiento crítico de bell hooks, ed. Rayo Verde

Siempre es bueno recibir los libros de bell hooks, en este caso el tercer volumen de su serie Teaching que incluye el libro publicado en Capitan Swing Enseñar a transgredir y de la que aún queda inédita en español la de en medio: Teaching community. Más importante aún, tenemos aquí un libro que anima a enseñar y reflexionar sobre el pensamiento crítico, separándolo de lo que se ha llamado.

– Historia oculta de la rebelión negra de Robin D. G. Kelley, ed. Levanta Fuego

Un libro sobre la resistencia racista que habla de mucho más que su impacto en la cultura, aunque también. Hace falta hablar de los integrantes de las Brigadas Internacionales que luchaban contra el fascismo de manera literal, que los artistas que denuncian la marginalización o los trabajadores que se limitan a hacer lo justo ante sus patrones blancos. Todo eso junto es lo que da nombre -y cuerpo- a esta obra.

– Las degeneradas trans acaban con la familia en edición coordinada por Ira Hybris, ed. Kaótica

Dispuesta a discutir ese punto de vista de la normalidad y, más aún, el de su posición dentro y enfrente de esa misma normalidad, como contrapunto perro también como un punto de vista -o varios- distintos tanto por lo que significa como por lo que ofrece. Desde el combate al cisheteropatriarcado a las falsas amenazas sobre lo que cabe en una familia, la problemática -y expectativas- de los cuidados o los sufrimientos trans en el trabajo sexual. Muchos son los puntos de vista aquí reunidos para que podamos ver algo más que las discusiones de siempre.

– Maquillada de Daphné B., ed. Blatt & Ríos

Una mirada completa y variada del mundo del maquillaje. Como expresión, como industria y como muchas más cosas. Lo hace desde una óptica que es feminista pero es más cosas, porque desde su aspecto industrial hasta la parte personal tratada por su autora, trata también las muchas caras del asunto.

– Nunca delante de los criados de Frank Victor Dawes, ed. Periférica

He aquí una historia social escondida dentro de lo que podría parecer una historia oral, porque los cambios y desapariciones del grupo de los criados como fuerza motora de las grandes casas se va explicando y expandiendo gracias a lo que una extensa colección de testimonios de aquellos que sirvieron, ordenada y recopilada por el propio autor, va descubriéndonos. De aquel mundo, de cómo se reflejó en series como la famosa Arriba y Abajo o la más reciente y menos fiable Downton Abbey. Puede que no esté pensado como una obra de lucha de clases, pero desde luego ofrece combustible de sobra.

– Batallón de Modistillas de Leticia García, ed. Carpe Noctem

Un ensayo sobre la moda visto desde abajo, desde las que eran modistas y se vieron normalmente ocultas o borradas por los grandes nombres masculinos, trabajando sin reconocimiento y convertidas o en musas o en carne de cañón textil. Una mirada con perspectiva de género y clase a un mundo mucho más cercano de lo que parece.

– La risa en la Antigua Roma de Mary Beard, ed. Alianza Editorial

Una grandísima autora con un muy interesante ensayo. El tema del humor en Roma, de cómo se hacía, quién, hacia dónde iban y cómo funcionaba. De modo que sirve no solo para conocer a los romanos, también para saber más sobre la historia del humor.

 Mujeres piratas de Laura Sook Duncombe, ed. FCE

Yo diría que es bastante claro el subtítulo, pero bueno, sí, una mirada a la piratería dirigida por mujeres, un tema que siempre parece tener algo más -algo nuevo incluso- que ofrecernos. Laura Sook Duncombe es toda una especialista, autora de dos libros sobre el tema del que tenemos aquí el primero. Así que no se me ocurre qué más necesitáis a poco que os interese el tema.

– Planes para conquistar Berlín de David Granda, es. Libros del KO

Hablar de la contracultura puede ser más interesante cuando se hace a partir no de los relatos triunfalistas sino de los  datos policiacos. La apertura de los archivos de la RDA permite ver qué es lo que la policía, el poder, consideraban una amenaza. De qué movimientos antisistema estaban enterados, cómo se trataba a los punks y los neonazis y, en fin, mucha más información ordenada y organizada de manera interesante.

– Aquí vivió Nefertiti de Mary Chubb, ed. Alba

La arqueología en 1930, con una mujer brillante llegada allí casi por error, en una obra llena de historia y anécdotas con mucho sentido del humor inglés y, de hecho, mucha inglesitud por todas partes. Para bien y para mal.

– Romanones de Mar Abad García, ed. Libros del KO

En Libros del KO publican un libro sobre Romanones, uno de esos grandes nombres llenos de anécdotas-la mayor parte probablemente falsas- que ejemplificaban no solo su influencia, también la enorme cantidad de contradicciones del personaje. Motivo más que de sobra para echarle un ojo, claro.

Sinfonía para la ciudad de los muertos de M.T. Anderson, ed. Es Pop

Un libro que nos habla de historia y de música, y de cómo se entrelazan, de Shostakóvich, de su Sinfonía nº 7, Leningrado, y tanto de la historia de su composición durante el sitio de la ciudad como de las peripecias posteriores de la composición, tanto para ser enviada a todos los países aliados como por el impacto artístico, emocional y un poco de todo que saldría de ella. Es decir, nos va a hablar tanto de la historia de la pieza como de su huella.

– No me acuerdo de nada de Nora Ephron, ed. Libros del Asteroide

¡Novedad de Nora Ephron! Sí, es cierto que se le nota el tiempo, que está instalado en el privilegio, los contactos, el dinero y un feminismo que demasiadas veces entra en el apartado Blanco; pero sigue siendo divertida de leer. Más en esta última obra suya en la que aprovecha para hacer repaso de su vida y también para reflexionar sobre lo que significa ser mujer con una cierta edad.

– Vaquera invertida de McKenzie Wark, ed. Caja Negra

Parte narrativa de exploración, parte ensayo sobre la propia identidad, o como lo llama la propia editorial: autoetnografía de la opacidad del yo. Lo cierto es que Wark cuenta sus propios problemas con la aceptación y la muestra al exterior de lo que significaba ser su propia persona, tanto en identidad, como en expresión u orientación. Es una obra interesante probablemente porque la autora lo enfoca muchas veces más como un ensayo que como una vivencia. Y también es bueno ver que, lento pero seguro, esta edición argentina ha llegado a España.

– Poco hombre de Pedro Lemebel, ed. Las Afueras

Todo un referente de la literatura queer latinoamericana, esta colección de crónicas sobre los márgenes chilenos, la marginalidad y la pobreza, y la forma en que los ricos explotan las desigualdades.

Terry Pratchett. Una vida con notas al pie de Rob Wilkins, ed. Mai Més Libros

Pues aquí estamos. Tenía yo mis dudas de que llegara a salir a tiempo, pero al menos parece que el libro ha llegado -que ya es algo- así que imagino que para los que no hablen inglés es una buena noticia poder sumergirse en la figura de Pratchett -aunque el libro no lo haya escrito él, por mucho que la portada-trampa parezca indicarlo- y saber datos de primera mano de su colaborador más estrecho y biógrafo oficial Rob Wilkins.

– El gran libro del humor español de Jaime Rubio Hancock, ed. Arpa

Tengo mucho interés por este libro, Jaime Rubio me parece un autor humorístico magnífico así que tengo muchas ganas de saber qué es lo que tiene que contar del humor en España. De momento hay unas páginas de muestra para quien quiera acercarse a lo que podemos esperar.

– Showtime de Jeff Pearlman, ed. Contra

No es exactamente un Anunciado en Televisión pero sí que es fácil que hayáis visto u oído algo sobre la serie que -con muchas libertades- adapta esta historia sobre los Lakers en los ’80s, sus jugadores, sus líos y todo lo que hubo entre medias. Es decir, una obra que resultará más que interesante a los fanses del baloncesto estadounidense.

– Marx juega de Antonio Flores Ledesma, ed. Episkaia

Pues sí, un ensayo actual (y español) sobre los videojuegos como intersección con el marxismo y el pensamiento comunista. Algo que sirve en ambas direcciones porque a la vez explica las posibilidades de su aplicación en los distintos juegos y ayuda, a través de estos como ejemplo, a explicarlo. Si tenemos en cuenta además el reducido espacio en el que lo hace creo que veremos incluso más claro que es una gran recomendación.

– El arte de ser Raffaella Carrà de Paolo Armelli, ed. Blackie Books

Curiosa propuesta esta, una biografía ligera en orden no cronológico que ofrece una mirada amigable a alguno de los momentos más importantes de la vida y la carrera de la gran artista italiana.

– Sensaciones suecas de Daniel Ekeroth, ed. Applehead

El cine sueco también tiene sus obras transgresoras y sus exploits, unos títulos que en ocasiones han hecho historia universal y en la otra sólo nacional, que tampoco es para menos, así que un título que nos acerque a ellas, y nos de algo de contexto sobre cómo se llegó allí y que repercusiones tuvo es, por supuesto, un libro interesante.

– Gritos de neón de Kit Mackintosh, ed. Caja Negra

Un ensayo sobre la forma en la que la música evolucionó con el drill, el trap y el bashment entre otras.

– Coast to Coast de Fernando Mahía Vilas, ed. Contra

El texto de la portada lo explica bastante, la verdad. Porque lo que tenemos aquí es un seguimiento del baloncesto que nos lleva a viajar por Estados Unidos y, a partir de ello, a comprobar las diferentes maneras de ser de los estadounidenses por sus regiones y momentos. Es decir, la intersección de una obra de viajes con un libro deportivo.

– Folla con él de Julián Hernández, ed. Trama

En realidad este puede ser el resumen más sencillo de hacer: Julián Hernández habla de Siniestro Total. Podemos añadir que desde dentro o que hay anécdotas e historias y todo eso pero digo yo que es fácil verlo como algo implícito. ¿No?

– Escritos sobre arte, literatura y música de Charles Baudelaire, ed. Acantilado

Como cada año, Acantilado ha sacado un tocho este año ideal para regalar. Se trata de un conjunto de escritos sueltos de tema artístico (o, siguiendo el título, artístico, literario y musical) de Baudelaire que abarcan desde críticas a obras a comentarios sobre autores, movimientos o la manera en la que se crea o siguen algunas posibilidades creativas. Más de mil páginas nos contemplan.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Criminal

¡Vamos con las recomendaciones!

– Mi propio asesino de Richard Hull, ed. Alba

Una nueva obra de Hull recuperada por Alba en Rara Avis, otra posibilidad de comprobar su particular manera de acercarse al género con un suspense distinto y muchísimo humor negro al más puro estilo inglés. Porque la inglesitud de estas obras es lo más claro de todo. Y es que casi podríamos decir que aquí hay menos misterio que suspense pero que todos son a su propia manera criminales en sus relaciones con los demás. Y es que la legendaria mala leche de Hull brilla en estos momentos.

– Bajo la dura luz de Daniel Woodrell, ed. Sajalin

Del autor de Winter’s Bone nos llega ahora su primera novela, dentro de lo que él definía como Country Noir. Por supuesto hay una muerte sospechosa, muchos intereses cruzados, una investigación en terreno pantanoso y todos esos elementos del rural americano que tantas sombras proyectan.

 Los asesinatos silenciosos de A.G.Macdonell, ed. Siruela

Loor y gloria a que esta colección continúe. Y si bien A.G. Macdonell no es tan conocido por sus libros policíacos como por Inglaterra, su Inglaterra al menos podemos reconocer que estamos ante un clasicazo de 1929, con un aparente asesino en serie y una pareja de policías perplejos tanto por la elección de víctimas como por la manera de cometer los asesinatos y, por supuesto, por la identidad del asesino.

– El almuerzo del forense de Colin Cotterill, ed. Amok

Con el Laos socialista de fondo el autor inglés -aunque lleve ya años residiendo en el sudeste asiático- Colin Cotterill nos presenta una divertida serie, con un forense renuente, que preferiría estar retirado ya a su edad pero que se encuentra con que las circunstancias políticas no lo permiten. Es este el primero de una serie de misterios agradables en una situación retratada como desagradable. Una gran decisión de Amok animarse por este camino.

– La noche era terciopelo de Silvia Moreno-García, ed. Umbriel

La nueva novela de Moreno-García que llega a España, esta vez sin dramas de traducción a su alrededor, tiene un punto de partida detectivesco. Un homenaje a las obras de misterio de los años ’50, en el que la ausencia de un detective titular se suple con dos interesantes personajes. Una mujer desaparece y a su alrededor se mueven otros. Uno de ellos, nuestra protagonista, es su vecina. Una secretaria aficionada a la lectura de narraciones románticas que ve en esta desaparición un hecho novelesco. A su lado un sicario contratado para encontrar a la vecina cuya vida se ve mezclada. Junto a la de más gente. Y a más secretos y mentiras. Es curioso ver la diferencia entre las obras anteriores de Moreno-García y esta otra obra, pero lo que está claro es que es tan suya como siempre.

– Hasta el día en que ella muera de Julian Maclaren-Ross, ed. Reino de Redonda

Las cosas de la editorial-juguete de Marías facilitan que tengamos de vuelta a Maclaren-Ross en algo que no es una edición de La Bestia Equilátera. Que no es que tenga yo nada en su contra, pero desde que Lumen tuvo a bien hacer un hueco hará tres lustros no le teníamos por aquí en edición nacional. Regresa con esta novela que, no juzguemos las decisiones del que manda, poco ofrece en su portada. Así que: Estamos ante un giro a la novela-enigma del policíaco clásico. Una joven regresa a Oxford y es amenazada, pronto descubre que no eran solo amenazas, y a partir de ahí, entre el misterio a la inglesa y la descripción algo más social, para que este escritor-de-escritores pueda usar esta trama para mostrarnos con humor y opiniones lo que opina de varios temas en este rompecabezas con dientes afilados.

– Caso clínico de Graeme Macrae Burnet, ed. Impedimenta

Identidad, locura y ¿anti?psiquiatría usadas como centro para una historia quizá no tanto de misterio como de suspense. Una mujer convencida de que su hermano fue empujado al suicidio por su psiquiatra, un novelista leyendo una obra que le ha llegado, y una mezcla de humor como el género: Negro.

– Vestido negro y collar de perlas de Helen Weinzweig, ed. Muñeca Infinita

Es difícil de explicar el humor que incorpora esta historia que podríamos llamar también de espionaje y feminismo, y lo es porque su personaje central tampoco parece estar tanto en un punto como en un camino. Un camino que recorrer con dificultad y mucha peripecia pero que es lo que sirve de tono al menos sardónico de varios temas diferentes.

– No se necesita contraseña de Yulián Semiónov, ed. Hoja de Lata

Ha tardado un poco en llegar este Semiónov, pero ha llegado que es lo que importa. De nuevo historias de espías de la época de USA vs. URSS, con la diferencia de que esta vez el protagonista es ruso. Un gran thriller de espionaje, como en ellos es habitual.

– El enigma Dartmoor de Basil Thomson, ed. dÉpoca

Uno de esos whodunnit ingleses de la edad dorada del género de resolver asesinatos, aunque este es algo diferente. Un accidente de coche, cartas anónimas que animan a la policía a que investiguen más y el mayor misterio de todos: La propia víctima.

– Las novelas asesinas de Kim Takhwan, ed. Quaterni
Me alegra mucho que en Quaterni sigan apostando por la novela de misterio (o criminal, o negra o lo que queráis, puede que incluso thriller y en este caso también policíaca) de procedencias poco habituales. En este caso tenemos una surcoreana, ambientada además en el pasado aunque su confección sea relativamente reciente. Pero sí, estamos ante una serie de asesinatos en el S XVIII, con un libro dejado al lado de los cadáveres y la mezcla de exploración del contexto y de explicación de las personas que se encontraban en él. Que sigan en esta línea.

– Los reyes de la casa de Delphine de Vigan, ed. Anagrama

A partir del uso de niños para crear contenido en redes sociales articula de Vigan esta novela que es parte drama, parte thriller e incluso algo de confirmación de una sociedad distópica ya en la actualidad. Podríamos decir que hace una reflexión sobre la búsqueda de la fama como fin último para vivir, pero en realidad más que una reflexión es una pesadilla.

– Huntington Beach de Kem Nunn, ed. Libros del Asteroide

Nos trae Asteroide al autor de novela negra californiana -más cerca del hardboiled que de los clásicos británicos, por supuesto- que examinaba los bajos fondos y las sombras tras toda esa luz, y lo hacía con un libro que se convirtió en un clásico de las novelas de surf aunque en su centro haya un joven buscando a su hermana.

– Belascoarán Shayne, Detective de Paco Ignacio Taibo II, ed. Reino de Cordelia 

A veces la televisión tiene estas cosas. Se estrena en algún servicio de streaming una adaptación y así la editorial aprovecha para sacar un recopilatorio de cuatro de las historias del detective: Días de combateCosa fácilAlgunas nubes y No habrá final feliz. Una posibilidad de reencontrarse con el personaje y sus casos o, en el peor de los casos, de descubrirlo.

 Más allá hay monstruos de Margaret Millar, ed. Tres Puntos

Es bueno ver cómo se recupera tantos años después a Margaret Millar, en este caso con una desaparición del pasado que parece que por fin va a llevar a una declaración firme pero que en realidad abrirá una puerta al recuerdo y, con él, al caos de las revelaciones, las medias verdades y los intereses que han estado sobrevolando un rancho y a una mujer que necesita un cierre para poder avanzar o, al menos, no hundirse.

– La muerte de Jezabel de Christianna Brand, ed. Who

Christianna Brand es una de esas grandes autoras del Mystery de los años ’40s, conocida sobre todo por Green for Danger -que en España recuperó Siruela como La muerte espera en Herons Park– y de la que, por tanto, siempre es una alegría recibir nuevas obras. Aquí tenemos otra de sus más recordadas novelas, con un grupo de personas reunidas en un teatro, una serie de cartas amenazantes, alguna muerte, y el Inspector Cockrill para investigarlo todo. Un clásico.

– La presidenta de Alicia Giménez-Bartlett, ed. Alfaguara

Nuevos personajes de Giménez Bartlett para el policíaco, dos hermanas distintas y peculiares, envueltas en este su primer caso en una historia con ecos políticos españoles aprovechando para meter también algo de humor -de sarcasmo, incluso- a esta nueva vía para la autora.

– Un peculiar asesinato malayo de Shamini Flint, ed. Amok

No es muy habitual -por no decir otra cosa- tener a una autora nacida en Malaysia y que ambienta sus obras en la vecina Singapur, pero aquí tenemos el ejemplo de que mujeres escribiendo hay en todos los ámbitos y latitudes. Y lo tenemos con esta obra que reúne un caso difícil de resolver con la perspicacia propia de un detective realmente singular. Una gran labor la que Amok está haciendo poniéndonos estas obras a nuestra disposición.

– Maisie Dobbs de Jacqueline Winspear, ed. Maeva

¡Mystery con acento clásico! Porque aunque sea escrito ahora lo es con esa búsqueda del sabor de los misterios de entreguerras, a partir de una detective que sale, precisamente, de la primera de ellas. Una obra que busca ese momento temporal y resultados, como auténtica declaración de intenciones.

– Tren bala de Kotaro Isaka, ed. Destino

Algo de thriller, algo de humor. Un tren, cinco asesinos, varios encargos que parecen superponerse unos a otros y un trayecto para que todo aquello tenga lugar. Una obra moderna con la que conocer a uno de los grandes autores japoneses de misterio recientes en una obra que demuestra que puede jugar a muchas cosas a la vez.

La escalera del caracol de Ethel Lina White, ed. Who Editorial 

Una clásica entre las clásicas que con esta novela impactó para bien en el género. El asesino no es solo misterioso, también acecha a muchachas con algo en común. Y la protagonsita es una de ellas, encerrada en un ambiente opresivo, que se mueve entre lo psicológico y lo cautivador.

– La casa de los enigmas de Alexandra Benedict, ed. Duomo

Un curioso libro que propone mezclar enigmas, una fabulosa herencia y… ¿asesinatos? Cuando una joven es primero invitada a a ir a la competición familiar de Navidades piensa en saltársela, como lleva años haciendo, pero cuando es tentada con información sobre el asesinato de su madre acaba metiéndose en un macabro juego que va apilando tantos cadáveres como pistas.

– El enigma de Caín de Edward Powys Mathers, ed. Alfaguara Infantil & Juvenil

Puede que no sea lo que tradicionalmente se conoce como Libro-Juego pero estoy convencido de que esa cualidad lúdica por encima del texto en sí es lo que le va a dar la relevancia. Incluso aunque la competición sea contra el formato más que con el contenido -que también- porque lo que tiene de reto (o de deberes, según) es lo que lo diferencia. Ya sabéis lo que se dice: You Gotta Have A Gimmick.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Cómic

¡Vamos con las recomendaciones!

– Dragman de Steven Appleby, ed. Astiberri

Hace un año y pico una de las personas sin las que esta web no existiría, Pedro, me estuvo hablando entusiasmado de este cómic. De hecho, acabaría escribiendo una reseña del mismo. Os animo a que la leáis, por supuesto, y mientras tanto os cuento que es una reinterpretación de los mundos superheróicos que va mucho más allá de hacer chistes sobre señores disfrazados de mujer y más a hablar sobre la compraventa de almas y el capitalismo permeable.

– Lore Olympus de Rachel Smythe, ed. Random Comics Con un estilo de dibujo a la vez clásico y diferente tenemos una de esas nuevas formas de contar un mito clásico que tanto están moviéndose ahora con las revisitaciones de las historias de la mitología grecolatina.

– Hierba de Keum Suk Gendry-Kim, ed. Reservoir Books

Una de las historias más oscuras de la historia de Japón es la de su ocupación de Corea, algo que los coreanos han ido contando progresivamente más en los últimos años y que en este cómic se centra en el testimonio de una joven que fue forzada a la labor sexual por parte de las tropas invasoras.

– Ladrona de Lucie Bryon, ed. Nuevo Nueve

Una historia de muchachas jóvenes, de vida en el instituto, de amor en el que, con humor y algo de misterio, vemos nacer una relación… pero también seguimos los intentos de reconstruir una fiesta y un comportamiento. En conjunto, una obra encantadora y notable que habla a la vez de muchos temas porque para construir un puzzle hacen falta piezas.

– Rosa de Gaelle Geniller, ed. La Cúpula

Pese al disparado (¿disparatado?) precio esta historia, Le Jardin, Paris en el título menos dado a las personalizaciones del original, merece la pena. En parte por la recreación de los años veinte, pero sobre todo por lo que nos cuenta de una persona tan especial como Rose -mucho mejor también el nombre original, aunque la editorial no parezca entender lo que tiene entre manos más que para cobrar por ello-,  porque su decisión de trabajar en ese escenario, de ser algo más que intérprete, vertebrará una historia encantadora, que se beneficia tanto de la magia del emplazamiento como de sus encantadores secundarios. Así que, si no sabéis leer francés, os recomiendo mucho esta lectura. Por compra, por préstamo o haciendo presión a vuestra biblioteca más cercana.

– Hooky de Miriam Bonastre Tur, ed. Martínez Roca

Un cómic encantador, historias de magia, brujería, intriga y muchas cosas cuquis que es lo que parece que nos va a hacer falta en carretadas este año.

– Las ardillas (no) comen rosquillas de Mika Song, ed. Astronave

Dos ardillas en un pequeño cómic infantil persiguiendo una rosquilla. Es difícil no hacer el repaso a todos aquellos cortos que han trabajado esto y, por otro lado, conociéndolos está claro que hay una tradición que saben hacer funcionar perfectamente.

– Gruñon. Recién exprimido de Suzanne y Max Lang, ed. Molino

Ya conocemos a Gruñón de otros álbumes ilustrados, y aquí le tenemos en un nuevo tamaño y modelo, porque vamos con algo que ya es claramente un cómic. Esta vez con lo que podríamos llamar la gestión de estrés, incluido el de gestionar que las cosas no salgan como queríamos. Y cómo hacer, con mucho humor y un protagonista con el que es muy fácil empatizar, lo mejor de esa situación.

– Mumin. Las tiras completas vol. 1 de Tove Jansson, ed. Salamandra Graph

Pues tenemos de nuevo entre nosotros a los Mumin gracias en parte a la puesta en valor de la gran Tove Jansson. Por un lado las novelas y por el otro las tiras cómicas. Esperemos que en esta ocasión logren pasar del segundo volumen de las tiras. Pero lo importante es que estén ahí disponibles.

– Miss Cat (El caso del canario) de Jean-Luc Fromental, ed. Libros del Zorro Rojo

Cómic juvenil con bastante de misterio para pequeños, imaginativo y con un gran estilo gracias a Fromental, que permite acercase a esta peculiar investigadora que a ratos podría ser casi más álbum ilustrado. Muy contento de que llegue a España.

– La venganza del hechicero (1, Cómic Princesas Dragón) de Pedro Mañas y Luján Fernández, ed. SM

Pues sí, tal es el éxito de Princesas Dragín que al final ha salido incluso una versión en cómic. De la que, por suerte, se encargan también los dos responsables de la serie original. Así que bueno es ver esta evolución.

– Frida McMoon y los aprendices del tiempo de Pedro Mañas y Laia Ferraté, ed. Bruguera

Es bueno ver a Pedro Mañas, que tantos éxitos está cosechando en la literatura infantil, acercándose al cómic también para el público más joven. Y lo hace hablando de la importancia de ser uno mismo aunque seas diferente, de la necesidad de los amigos y de todas las historias que se pueden vivir por toda la historia.

– Los embrujos de Zora de Judith Peignen y Ariane Delrieu, ed. Planeta Cómic

La clásica historia en la que una joven bruja está siendo criada por su familia para mezclarse con los humanos normales… pero ella no quiere. Un punto de partida para hablar de todo tipo de temas por extensión, desde la diversidad al trato dado a los mayores. El cómo se trabaje a partir de ellas ya es otro asunto, supongo.

– Problemas gatunos de Mason Dickerson, ed. Brúfalo

Absolutamente encantador este cómic de Brúfalo, para algo es el sello infantil/ juvenil, que nos presenta a un gato que se queda solo y al que la aparición de unas extras criaturas complican la vida. Una historia sencilla, divertida, con dibujos expresivos en un cómic ideal para pequeños. Con algunas cosas que parecen puestas para que también los padres tengan su momento de diversión. Un buen cómic.

– Alergia de Megan Wagner Lloyd y Michelle Mee Nutter, ed. Maeva

Un nuevo cómic infantil en Maeva, esta vez sobre las mascotas y cómo intentar compatibilizar los contratiempos, además de hablar sobre los hermanos y sus formas de funcionar. Encantador, como siempre.

– Cheerleaders. Orgullo y pompones de Crystal FrasierVal Wise y Oscar O. Jupiter, ed. Astronave

Dos jóvenes en el equipo de animadoras, distintos problemas y motivos para estar allí, pero no por ello menos interés en los mismos. Historias que suenan a reales, con un trasfondo queer que no suele estar reflejado y con unas reflexiones sobre pertenencia y, por supuesto, familia elegida. Que al final es lo que también resulta interesante en este tipo de obras.

– Intrusos: El misterio del lago de Breena Bard, ed. Maeva

Misterio también en los cómics infantiles y juveniles de Maeva con estos Intrusos que nos presentan una historia ligera de suspense, porque el éxito del género llega a todas las edades, formatos y decisiones.

– Check, please! de Ngozi Ukazu, ed. Astronave

Uno de esos webcómics que llevaba tiempo esperando ver por España -que no en español- y ya está aquí, ¡estupendo! Lástima que la edición sea bastante mejorable. Con un fondo cuqui y dentro de esa especie de spokoon queer en la que el romance, como la competición, es solo una parte de la historia. Sí, hay Hockey y hay mucho hockey, que la autora intenta integrar y explicar de la mejor manera posible. Pero sobre todo hay un reparto encantador y mucha empatía por sus problemas, asuntos y diversidades. Y humor, también hay humor.

– SQUAD de Maggie Tokuda-Hall y Lisa Sterle, ed. Mab Graphic

Un cómic juvenil con algo distinto, no porque esté narrado por una joven en un momento de confusión vital, o por la diversidad del reparto y sus propuestas, sino porque la creación de ese escuadrón de lobas hay una mayor muestra de violencia y sangre de lo que suelen verse en el cómic juvenil. No es que sea un cómic gore, ni mucho menos, pero no esconde esa violencia que muchas veces se guarda implícita. Y es que lo que les autores proponen aquí es algo más cercano a Ginger Snaps que a cualquier Teen Wolf que nos podamos imaginar. Algo que hay que tener también en cuenta.

– La chica del mar de Molly Knox Ostertag, ed. Astronave

El éxito de El niño brujo hace que este cómic sea esperado no solo para ver cómo se presenta la historia más allá, también por encontrar esta nueva historia que tiene amor adolescente, dificultad para encajar, y elementos fantásticos. Creo que da muchos más motivos el cómic en sí que cualquier cosa que pueda yo añadir.

– Witchy de Ariel Slamet Ries, ed. Nuevo Nueve

Una obra juvenil que nos presenta un particular mundo con brujas en el que se nos habla sobre poderes mágicos, la estructura del poder y tener el pelo demasiado largo.

Prime Rose de Osamu Tezuka, ed. Planeta Cómic

Un volumen unitario que reúne todo el manga -aunque no todas las apariciones de su protagonista- del mismo nombre. Una historia juvenil de fantasía y princesas guerreras. En un contexto que buscaba sociedades primitivas con tecnología de ciencia ficción y muchachas jóvenes e ingenuas pero continuo fan-service. No estaba Tezuka por la labor y gracias a eso cabe todo en este recopilatorio, con la heroína decidida y amable con grandes poderes que él quería hacer.

– Choco-Boys. Lucky Luke de Ralph König, ed. Kraken

Pues sí, le han dejado a König guionizar un Lucky Luke y el resultado ha acabado a medio camino entre Lo Meta y Brockeback Mountain. Que supongo que era lo que buscaban porque así logran recuperar relevancia con esta colección de miradas distintas de autores más o menos conocidos sobre un icono tan clásico.

– Aquelarre de Jennifer Dugan Kit Seaton, ed. MAB Graphic
Una joven bruja debe de resolver una serie de asesinatos en su aquelarre. Una historia que aúna el misterio, la acción y que también nos habla de la familia y de lo queer.

– La charada de la corte de Flore Vesco y Kerascoët , ed. Astronave

Humor, aventuras, algo de historia, pero sobre todo un estilo muy expresivo, una gran heroína y un constante juego entre lo que se dice en los textos y cómo se narra con los dibujos. Una obra muy interesante y con mucha retranca que habla de algo más que de una joven de buena familia haciéndose un lugar en la corte y poniéndose en peligro por ello.

– Sábanas de Brenna Thummler, ed. Brúfalo

Sábanas es menos una historia de fantasmas que con fantasmas. Una adolescente a la que su vida se le ha complicado enormemente está intentando seguir adelante con el negocio familiar, los estudios y todo lo demás. Un joven fantasma que aún no está aceptando lo que le ha pasado. Y una lavandería que será el punto de encuentro y choque entre ambos. Una historia que va más allá de la familia, la amistad o la aceptación y entra en la melancolía de la existencia y de la inexistencia.

Una carta para Yodo de Jim Bishop, ed. La Cúpula

Una mezcla de estilos e historia en formato de cómic, que reúne la búsqueda de la carta de una madre y a una joven y su misterioso maletín. Una obra interesante de Jim Bishop que ha costado, pero ha llegado a España.

– El mundillo literario de Posy Simmonds, ed. Salamandra Graph

Durante unos cuantos años Simmonds se encargaba de hacer historietas para la sección de cultura de The Guardian, este es el recopilatorio que nos presenta todas ellas -las largas, las cortas, las relacionadas, las sueltas…- en las que el estilo de la autora se deja notar por la mala baba con la que muchas veces se habla de unas y otras trincheras de la lucha libresca. Como cualquiera recopilatorio puede parecernos irrregular, a veces reiterativo, pero eso no significa que deje de tener grandes momentos. Y que muy probablemente distintos lectores encuentren distintos momentos como sus favoritos.

– Chew Integral de John Layman y Rob Guillory, ed. Planeta Cómic

Dentro de la gran decisión de ir recopilando integrales de Planeta le toca el turno ahora a Chew, una obra de humor, absurdo y misterio muy bien planteada y con enormes recovecos argumentales que fue todo un éxito del cómic medianamente independiente allá por los ’10s. Pero, claro, ¿quién puede resistirse a un mundo en el que la comida es un tema principal y el protagonista recibe impresiones psíquicas de lo que come?

– Los estratos de Pénélope Bagieu, ed. Norma

Ya conocemos a Bagieu, bien por Valerosas, bien por Cadáver exquisito. Y aquí nos reúne una serie de historias de su juventud, de su paso a la edad adulta, con humor pero también con sentimiento. Una mirada a lo cotidiano que va más allá del costumbrismo.

– Strange de Tsuyuki Yuruco, ed. Tengu Ediciones

He aquí un manga original con diversas historias cortas centradas en personajes muchas veces distintos, con unos contextos y unas circunstancias que son los que cambian gracias a su amistad. Porque por mucho que la autora pueda ser más conocida por obras más explícitas, por historias más de amor, aquí tenemos sobre todo relaciones de amistad, con finales felices, con tratamientos que pueden incluir algo de amor pero que no se centran tanto en eso como en la manera en la que , a través de estas historias cortas y su epilogo, el apoyo y la reexaminación de las circunstancias propias hacen cambiar la forma de ver el mundo. Para mejor.

– Llévame contigo de Anneli Furmark, ed. Blackie Books

Una historia de amor queer, pero esta vez no es juvenil. Dos mujeres casadas viven un romance en una historia que hablan del amor y el deseo tanto como del descubrimiento de nuevas opciones o de la madurez emocional.

La estirpe fracasada de Elisa Riera, ed. Astiberri

Una saga familiar, distintos puntos de vistas (y colores), una mezcla de drama y comedia o viceversa llena de personajes despreciables, en el que los zarzillos de los viñedos son casi lo menos retorcido.

– Queenie de Elizabeth Colomba y Aurélie Lévy, ed. Norma

No es demasiada conocida la historia de Stephanie St. Clair, una empresaria de dudosa -o indudable, no sé si es peor o mejor- legalidad que montó su propia organización independiente -a costa de muchas guerras con los italianos- en Harlem durante La Prohibición y siguió mucho después de que esta se revocara, con una actitud que era tan fiera como la de otros gangsters pero que, a la vez, procuraba mejorar las condiciones de la comunidad negra. Aunque fuera en sus propios términos. Una figura memorable que ahora tiene un cómic para acercarnos a ella.

– Nieve roja de Susumu Katsumata, ed. Gallonero

Diez historias de un mundo un poco apartado pero aún presente, que alternan posibilidades fantásticas que van llevando de la violencia o la erótica a la introspección que construye personajes.

– Madman Integral de Michael Allred, ed. Planeta Cómic

Pues sí, el clásico de Allred ha sido recuperado. En forma de integrales, que supongo que son las chapas de los que pueden pagar un pastizal por tener una edición vamos a decir reunida de un cómic tan interesante como este. Tengo mis dudas de que se pueda leer tanto de seguido pero supongo que puede usarse para tenerlo localizado a ir leyéndolo a ratos, mezclándolo con otras obras.

– Mytek el poderoso de Tom Tully y Eric Bradley, ed. Dolmen

Uno de los cómics clásicos de la inglaterra de la segunda mitad de los ’60s en la editorial Valiant llega finalmente a España tras varios amagos. Un robot con apariencia de simio y un avieso jorobado causando el caos. Un buen momento para comprobar cuánto hay del interés reconocido y cuanto de nostalgia. Quién sabe, lo mismo funciona y se acaba reeditando El retorno de Mytek.

GunSmith Cats nº 01 de Kenichi Donoda, ed. Planeta Cómic
Vuelve todo un clásico en una edición en cuatro volúmenes, con Rally Vincent y Minnie May, propietarias de una armería y cazarrecompensas a tiempo parcial, en un manga japonés que es culmen del noventerismo en el que no creo que las partes ‘sexuales‘ se puedan tragar con facilidad pero espero que la acción y el humor sí -vamos, algo parecido a lo que podría escribir sobre City Hunter– así que vamos a divertirnos.

– Walt Disney Mickey Mouse tiras de prensa nº 01 de Floyd Gottfredson, ed. Planeta Cómic

El magnífico Floyd Gottfredson es uno de los más grandes autores en haber trabajado para los cómics de Disney. La expresividad, la forma de esbozar personajes o de crear una trama sirvieron no solo para dar vida a unas tiras cómicas de Mickey durante años, también para inspirar multitud de cortos animados. Es una suerte que, tras años de promesas, se haya publicado un primer volumen. Y una lástima que se ponga el precio y la edición como si no se creyeran que van a vender algo. En una especie de profecía auto-cumplida, porque a ver cómo justificarlo. Pero, en fin, al menos están para solicitarlos a bibliotecas. Si esto sigue la edición de Fantagraphics original serán 12 de estos tomos, dos más de dominicales a color y -quizá- un volumen de selección de ‘mejores aventuras’.  ¿Llegará esto al tercero? Ya veremos.

– Calavera Lunar. Especial 25 aniversario de Albert Monteys, ed. Astiberri

Posiblemente la obra más personal del autor, que ha ido llevándolo de un lado para otro y que aquí reúne todas las historias que ha ido haciendo a lo largo de los años. En resumen, no solo un cómic que une fantasía y ciencia ficción con el humor particular de Monteys, también un trozo de nuestra historia del tebeo.

– Licor Mortis de Sergio S. Morán

Demasiados años más tarde ha publicado Sergio Morán este volumen con el que concluyen (quiero creer que de momento) con las historias del sexteto. Que bueno es, que bueno era, y qué cabrón, las ganas que me ha dejado de leer la continuación de esto. Y de tener editado en papel todo lo anterior.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Cocina

¡Vamos con las recomendaciones!

– Bollería de Daniel Lindeberg, ed. Col & Col

Uno de los platos fuertes de esta semana ha sido este libro de reposteria en el que el sueco Daniel Lindeberg muestra los secretos para realizar clásicos y modernos de la pastelería. Y logra que el horno esté para bollos.

– La fórmula del sabor de Nik Sharma, ed. Neo Cook

Este libro de Nik Sharma sobre la parte teórica del sabor y su uso en la cocina resulta interesante no solo por lo que cuenta, también por cómo cuenta esa manera de lograr que funcione un plato, aunque tenga también una parte práctica dentro del mismo libro con más de cien recetas que ilustran lo que va contando. Porque, al final, teoría y práctica es útil para lograr un volumen lo suficientemente redondo.

– NOLA. La cocina de Nueva Orleans de Matthew Scott, ed. Col and Col

Cocina de Nueva Orleans por parte del en tiempos responsable del Gumbo. Creo que lo importante es ese en tiempos. Pero bueno, lo cierto es que muchas de esas recetas serán bienvenidas y que, en realidad, es bueno porque nos enseña tanto cocina cajún, creole, soul, sureña, como las versiones o fusiones europeas.

– El libro de las especias de John O’Connell, ed. Debate

Un gran libro para conocer las especias pero, sobre todo, para aprender a usarlas de la manera que más partido se le puedan sacar. Incluyendo su historia, porque la historia de la comida nos dice tanto sobre cómo hemos usado -y acabaremos convirtiendo- los ingredientes como el poder probarlos a la mesa.

– Sefardí. Cocinar la historia de Hélène Jawhara Piñer, ed. Col&Col

Historia y gastronomía unidas en este repaso ala cocina sefardí que también nos habla de los platos, su origen y su destino. Permitiendo acceder en el presenta a un pedazo de nuestra historia común olvidada. Sus costumbres, su huella aún presente y su influencia en el recenario tradicional.

– Falastin de Sami Tamimi y Tara Wigley, ed. Salamandra

Pues sí, Sami Tamimi el cocinero palestino compañero de aventuras de Ottolenghi tiene un nuevo libro en el mercado, precisamente con más de cien recetas e historias de la tradición palestina, con sabores de oriente próximo y toda la pericia que años de experiencia en el sector le dan a Tamimi y Tara Wigley para el libro.

– Simple de Sabrina Ghayour, ed. Neo-Cook

Para todos los que disfrutamos de los libros de Sabrina Ghayour, que a estas alturas son ya unos pocos (PersianaBazarSiroco) llega el libro con versiones sencillas de sus recetas inspiradas por la cocina persa y de oriente media. Una obra siempre interesante, claro.

– Cocinando en casa de David Chang y Priya Krishna, ed. Neo-Cook

Chang, junto con Krishna, se aleja de las recetas del Momofuku para centrarse en recetas más caseras, más laxas, más tranquilas. Y, por supuesto, un libro de recetas de lo más interesante.

– Nopi de Yotam Ottolenghi y Ramael Scully, ed. Salamandra

Siempre es un buen momento para que lleguen nuevos libros de Ottolenghi, en este caso las recetas del restaurante del mismo nombre que tienen en Londres Yotam Ottolenghi y Ramael Scully.

– La cocina japonesa ilustrada de Laure Kié y Haruna Kishi, ed. Col and Col

Otro libro precioso en esta editorial, como suele ser habitual con ellos. No diría yo que es un libro de recetas -aunque las hay- tanto como un libro de cocina pero, sobre todo, un libro ilustrado. Porque lo que tenemos aquí son imágenes de ingredientes, utensilios, localizaciones… un repaso por Japón y su cocina, desde los diferentes momentos del día a las estaciones pasando por casi cualquier aspecto de la misma que se pueda considerar relevante. Y muy, muy, muy bonito.

– La cocina coreana ilustrada de Luna Kyung y Ahnji, ed. Col and Col

Pues tras el éxito de la encantadora y muy ilustrada versión de este libro centrada en la cocina japonesa nos llega ahora la versión coreana. De nuevo una mirada más allá de las recetas, compartiendo también los instrumentos necesarios, los alimentos habituales y todo lo que da contexto a la gastronomía de ese país.

– ¡Dumplings! de Hugh Amano y Sarah Becan, ed. Libros Cúpula

Para todos aquellos a los que nos gustó el cómic ¡Ramen!, que con el lenguaje visual dibujado nos enseñaba todo lo necesario como buen libro de cocina, ahora tenemos repetido el truco con ¡Dumplings! en el que, de nuevo, se nos explica e ilustra sobre los dumplings en todas sus variantes, sobre los ingredientes que necesitaremos, sobre los instrumentos de cocina, y sobre los pasos a seguir para hacerlos nosotros caseros. Una buena obra para acercarse.

– Manchamanteles de Marta Miranda, ed. Larousse

¡Nuevo libro de recetas #topadentro para la Slow Cooker! Esta vez tocan platos de cuchara. perfectos para el invierno y para el invento, que le dan su significado al título del libro: Manchamanteles.

– Cocina coreana de Ro Hyun Jung, ed. Hwarang

La editorial especializada en Corea saca un libro de cocina coreana de la chef Ro Hyun Jung. Un libro que explica con claridad pero también con respeto por la cocina coreana sus recetas más tradicionales.

– Tutti a Tavola! de Teresa Martínez Gil, ed. Libros con Miga

Se prodigan poco, pero merece la pena cuando lo hacen. En Libros con Miga se han animado a publicar un nuevo libro de ensayo y recetas, en esta ocasión sobre la pasta fresca y las diferencias regionales que hay, en un recorrido por toda Italia trayéndonos una mirada sobre los cómos y los porqués pero también, claro, recetas.

– México Gastronomía Vegetariana de Margarita Carrillo Arronte, ed. Phaidon

Tras su libro de gastronomía mexicana ahora Phaidon nos trae una continuación por su misma autora, Margarita Carrillo Arronte, que se centra en la parte vegetariana de su tradición: Nopales, flor de calabaza, huitlacoche… y muchas más posibilidades -incluido, sí, el aguacate y los chiles- para crear platos igual de clásicos y apetecibles.

– Delicioso de Rob Dunn y Mónica Sánchez, ed. Alianza

Cocina y sociedad, la evolución de los sabores pero, sobre todo, del impacto de los mismos. De cómo fue cambiando la forma de comer y también la forma de organizarse, interactuar y ser desde un punto de vista social. Una historia que habla tanto de las rutas y las alianzas como de las otras maneras menos evidentes en las que la cocina ha impactado creando cambios sociales.

– Un nuevo mundo de sabores de Michi Strausfeld con recetas de Sabine Hueck, ed. Siruela
Entre el ensayo y el recetario nos llega la mirada de Michi Strausfeld a la cocina de México, Perú y Brasil, acompañado por recetas de Sabine Hueck, para que contemplemos lo que han aportado -y lo que aún podemos añadir- desde esos países que son a la vez lejanos y cercanos.

– Panes, masas y postres clásicos de Matthew Jones, ed. Cinco Tintas

Repostería a todos los niveles, desde salados a, por supuesto, dulces. Buscando que sea fácil de usar y alerte del tiempo de preparación necesario. Parece pensado para animarle a uno a encender de nuevo el horno.

 Wine Folly de Madeline Puckette y Justin Hammack, ed. Col and Col

Con este libro la gente de Col and Col se meten también en los vinos. O los alcoholes. O como queráis llamarlo. Tanto da. Con mucha ilustración y explicación antes que fotos de líquidos y botellas. Curioso cuanto menos.

– Asquerosamente rico de Soledad Romero Mariño, ed. Mosquito Books

Un álbum ilustrado pensado para peques pero que en su repaso por recetas típicas atípicas y platos regionales sorprendentes, en el que el asco y el mal gusto se va comparando entre tradiciones. Y así nos van mostrando, con diversidad, buen humor y audacia, que todas las cocinas pueden parecer extrañas vistas desde fuera.

¡Volvamos al Índice!


¡Los Recomendados 2022! Ciencia Ficción

¡Vamos con las recomendaciones!

– La mecánica secreta del mundo de Cat Rambo, ed. La máquina que hace PING!

¡Por fin! Llevábamos años con este libro anunciado y por fin llega esta antología de relatos de Cat Rambo, incluido aquel por el que ganó el Nebula, una obra que une ciencia ficción y la fantasía, con referencias a cuentos de hadas que nos permite conocer a une de les autores recientes que más movimiento están teniendo en las distancias cortas.

– El tercer mundo después del sol de VV.AA. edición a cargo de Rodrigo Bastidas Pérez, ed. Minotauro

Pues aquí está fácil el resumen: Catorce relatos de autores de ciencia ficción latinoamericana para echar un ojo a esa otra perspectiva propia, versión directa del mismo libro que Planeta Colombia publicara en 2021. Podría poner el listado de autoría pero creo que el libro es suficientemente interesante y, claro, a cualquiera que le interese no le va a costar encontrarlo.

– Pesadillas electromagnéticas de la ciencia ficción japonesa de Juza Unno, ed. Satori

Uno de los más importantes pioneros de la ciencia ficción en Japón, un nombre de importancia mundial, recuperado aquí por una editorial especializada en la traducción directa del japonés y el conocimiento de su cultura. ¿Cómo dejar pasar algo así?

– Mundos alternos edición a cargo de Lisa Yassex, ed. Almadia

La llegada tranquila de Almadia este pasado mayo nos ha ido trayendo unos pocos títulos desde su casa madre mexicana, al que ahora se une este volúmen -el primero de tres- tan interesante. Una antología de autoras de la ciencia ficción que incluye entre otras a C. L. MooreZenna HendersonJoanna Russ o Doris Pitkin Buck, ofreciéndonos una posibilidad de lo más interesante de recordar y celebrar a estas mujeres tan importantes para el género y, sin embargo, no siempre tan recordadas.

– Temporalmente humanos de Seo Yo-Mi, ed. Quaterni

Una gran noticia tener a esta autora coreana entre nosotros, con ocho relatos que mezclan problemas cotidianos con toques entre el fantástico y la ciencia ficción que muchas veces derivan en reflexiones sobre la condición humana entre el humor y el sarcasmo. Es bueno saber que un libro tan particular ha tenido un hueco en nuestro país.

Aventuras en el LitenVerso de Nino Cipri, ed. Crononauta

Además de una preciosa portada esta obra de precariedad laboral, multiversalidad y fantástico, compuesta por las obras cortas Finna y Defekt, sirve para que le autore nos ofrezca una  obra repleta de maravilla pero, sobre todo, maravillosamente centrada en sentimientos y relaciones, con punto de humor, y un grito -o una carcajada- contra el capitalismo y las empresas trituradoras, casi como una reformulación del clásico. Porque los campesinado/precariado siguen ahí, aunque ahora las empresas sean a la vez reyes, reinos y dragones.

– Autobiografía de un pulpo de Vinciane Despret, ed. Consonni

Entre la reflexión científica y la posibilidad del fantástico, la filósofa belga nos habla de los animales, y lo hace de una manera en la que los temas que le interesen puedan moverse en ambas realidades a la vez.

¡Volvamos al Índice!


¡Libros que Salen! Cholmondeley, «El enigma Dartmoor», Woodrell y más

¡Que entre la pila!

Diana Tempest de Mary Cholmondeley, ed. Nocturna

Mary Cholmondeley, la autora de Un guiso de lentejas, nos trae aquí una obra de un feminismo temprano en el que se unen amoríos y herencias con una subtrama de abogados casi detectivesca.

El enigma Dartmoor de Basil Thomson, ed. dÉpoca

Uno de esos whodunnit ingleses de la edad dorada del género de resolver asesinatos, aunque este es algo diferente. Un accidente de coche, cartas anónimas que animan a la policía a que investiguen más y el mayor misterio de todos: La propia víctima.

Los matones del Ala de Daniel Woodrell, ed. Sajalín

El segundo libro con el investigador René Shade que nos trae Daniel Woodrell -el anterior fue Bajo la dura luz, también en esta editorial, aunque su libro más conocido sea Winter’s Bone– que vuelve a ofrecernos una mirada en las zonas rurales de USA desde el género criminal que aúna tanto la mirada por los bajos fondos como un misterio para resolver lleno de suspense.

Babel de R.F. Kuang, ed. Hidra

La autora de The Poppy Wars nos trae aquí una obra de fantástico en el que la traducción es otra forma de magia y quizá también de traición a las raíces. Sobre todo cuando una guerra entre Inglaterra y China parece a punto de estallar por el opio y la plata.

El arte de ser Raffaella Carrà de Paolo Armelli, ed. Blackie Books

Curiosa propuesta esta, una biografía ligera en orden no cronológico que ofrece una mirada amigable a alguno de los momentos más importantes de la vida y la carrera de la gran artista italiana.

La ciudad invisible de Roman Mars y Kurt Kohlstedt, ed. Península

Una nueva forma de mirar el espacio urbano, eso es lo que Roman Mars y Kurt Kohlstedt, creadores del podcast 99% Invisible, nos ofrecen en este libro objeto que ofrece una mirada a las decisiones y los objetos que configuran nuestras ciudades, contando sus historias.

Un nuevo mundo de sabores de Michi Strausfeld con recetas de Sabine Hueck, ed. Siruela
Entre el ensayo y el recetario nos llega la mirada de Michi Strausfeld a la cocina de México, Perú y Brasil, acompañado por recetas de Sabine Hueck, para que contemplemos lo que han aportado -y lo que aún podemos añadir- desde esos países que son a la vez lejanos y cercanos.

En el altar del miedo de Richard Gavin, ed. Dilatando Mentes

Recopilatorio de relatos del autor weird Richard Gavin que ofrece una mirada habitualmente original a puntos de partida en apariencia clásicos.

Crímenes ilustrados: ¿quién es el asesino? de Modesto García y Javi de Castro, ed. Plaza y Janés

El éxito del primer recopilatorio de ilustraciones con misterio ha propiciado este segundo -que si no me equivoco no incluye ninguno que hayamos visto en internete- en lo que no deja de ser un híbrido de misterio e ilustración interesante.

Radiante de Jordan Ifueko, ed. Alfaguara

Nos traen en Alfaguara la fantasía nigeriana de Jordan Ifueko, con juegos de poder, lealtades debidas y el deseo de ser querida. Porque hay muchas maneras de tener una familia.

Onyeka y la academia del sol de Tọlá Okogwu, ed. Montena 

También en libros infantiles el grupo PRH ha decidido dar una oportunidad a la literatura africana, la autora nigeriano-británica Tọlá Okogwu nos habla de superpoderes, academias secretas, amistades y peligros… ¡y el cuidado del cabello!

El valle de los Unicornios (1, Anna Kadabra. Aventuras Legendarias) de Pedro Mañas y David Sierra Listón, ed. Destino

El éxito de Anna Kadabra nos trae ahora El valle de los unicornios, el primero de supondremos que muchos especiales, con mayor extensión y tapa dura bajo el título de Aventuras Legendarias.

Bajo la luna de Yoshi Yoshitani, ed. Picarona

Terminamos con un libro ilustrado, un libro en el que Yoshitani hace un repaso por relatos y leyendas no solo de Japón sino de todo el mundo, contando historias del lado que ellos llaman ‘deidades‘. No es tanto que sean seres sobrenaturales o dioses como seres con esa especial categoría y una historia para compartir.

Nos leemos.


Lo más irónico de Criminal Minds: Evolution (USA) es que lo llamen Evolution. Es más de lo mismo. En Paramount + ahora, pero más de lo mismo. El único cambio notable es que han cerrado más aún la trama para acercarse un poco más todavía a una miniserie. Algo que podríamos discutir hasta qué punto ocurría en temporadas anteriores. Así que no, nada de evolución. ¿Para qué, si ya les funcionaba?

De entre las muchas obras militaristas que estamos soportando estos últimos años creo que Echo 3 (USA) puede ser de las más ‘visualmente bonitas’ y, a la vez, más aburridas. No hay nada aquí que me recuerde a esa Apple TV + que no deja de tomar riesgos salvo el riesgo en si mismo de estrenar algo como esto. Que se me ha ocurrido mirar de dónde ha salido y la verdad es que demasiado bien ha ido pero… En fin.

¿Pero no habíamos tenido una serie llamada First Love (O) (JP) ya este año? En fin. Parece que Netflix Japón nos sirve una obra romántica de esas con fondo más o menos dramático por motivos inexplicables -o, al menos, poco convincentes- y alguna cosa para disimular. Yo me he aburrido lo más grande con la casi hora que dura esto, supongo que porque tampoco es algo para lo que sea espectador. Supongo que si lo que te apetece es una historia pseudolacrimógena entonces vale.

Curiosa esta Khakee: The Bihar Chapter (O) (IN). Es difícil saber si quieren que sea un una de acción, un True Crime, un drama o qué. El inicio del piloto parece una cosa, su centro otra, se nos va dando pinceladas de que también veremos historias de política. Y los saltos temporales parecen presagiar un intento de hacerlo casi una saga. Lo cierto es que con tanto batiburrillo acaba siendo un poco  las partes que te gustan por las que no. Aunque reconozco que para la cuarta vez que cambiaban de tema mi paciencia era limitada, así que supongo que eso puede determinar las ganas -o los intentos- de ver esta historia sobre la caza a un gangster a lo largo de más tiempo del razonable basado en el libro escrito por el policía que lo atrapó. Así que supongo que podríamos acercarnos a él como si fuera Los intocables de Eliot Ness. La serie de televisión del ’93.

¿Es Pitch Perfect: Bumper in Berlin (USA) el ejemplo más claro de ser vagos? No sé qué necesidad había de este spin-off, qué sentido tiene centrarlo en un personaje secundario masculino, por qué se empeñan en que parezca algo así como un sketch de Funny or Die de principios de los ’00s con múltiples referencias que parecen pensadas por alguien que era joven en los ochentas, pero en alargado. Es sorprendente lo fuera de su tiempo, polvoriento e insufrible que resulta todo. Lo único bueno que puedo decir es que al menos tiene canciones. No es que sea muy original a estas alturas, pero algo habría que decir a su favor.

Tengo mucho que opinar de Wednesday (USA). En primer lugar y como adaptación de los cómics de los Addams: No. Prácticamente en ningún momento logra recuperar ese espíritu burlón y oscuro. Hay muchos chistes que a ratos podrían acertar en algún blanco, pero a fuerza de disparar se nota que a veces chocan entre ellos porque no tienen definidos a los personajes. Tanto por el sentido del humor en sí por el punto en el que los colocan, para el que no hay ninguna necesidad más allá de convertirla en una serie rutinaria adolescente. Y aquí es cuando tengo que decir que si solo me hubiera visto el piloto estaría echando pestes, pero como me lo he visto todo -luego cuento esto- puedo decir que hay UN personaje Addams que está en sintonía con el humor aunque se parezca físicamente  una mierda de oveja al original: el tío Fester. Por contra, la mayoría parecen más o menos lejos, y el que más lejos está por mucho es Pugsley, al que parece que no conocen en absoluto. La felicidad de la familia, entre ellos y para con la gente de su alrededor,  es borrada por la incapacidad de los guionistas actuales para saber qué hacer con ese tipo de personajes. Hasta el punto de que lo que parece más es que han visto la segunda película de acción real y la han entendido justo al revés. ¿Por qué me la he visto entera si claramente no me gusta como adaptación? Porque los capítulos no se me han hecho eternos Deo Gratias. 45 minutos es aceptable, 8 capítulos es aceptable. En ambos casos están en el borde de lo que soporto, pero el organizar la temporada entre la Dark Academia (que no es mi tropo-marco favorito, pero lo puedo tolerar) y los Detectives Adolescentes (que si suelen ser mis historias favoritas), con un caso central claro que se está investigando en todo momento -incluso cuando meten historias de relleno y blablabla- facilita este «Bueno, me la veo entera». Así que por lo menos puedo decir que esta temporada la he visto y, por tanto, que voy a separar en esta reseñita lo que es piloto de lo que es serie completa. Sobre todo porque si por solo hubiera estado el piloto dudo mucho que hubiera seguido viéndola. Llevamos mucha Dark Academia en TV desde hace años. Esta no es tan mala como Deadly Class ni tan buena como las segundas temporadas de Legacies, así que en fin. Por si alguien se lo pregunta, las Dark Academia son obras centradas en un estudio de manera diferente. Normalmente es un centro de estudios extraño en el que suele haber un componente sobrenatural pero -como en el caso de la escuela de asesinos antes mencionada- no es necesaria. Supongo que para dentro de cinco años estarán metiendo cualquier cosa (sí, ingenuo por mi parte) pero el componente de estudio/colegio es tan importante como el de que sea oscuro. Ojalá tener el tiempo de escribir una columna sobre el tema, pero tendrá que servir esto. En cuanto a los detectives adolescentes, a estas alturas ya sabéis que me ponéis un asesinato por resolver y allá que voy. Y los detectives adolescentes, como los detectives senior, ofrecen la posibilidad de moverse al margen de las organizaciones policiales. (No necesariamente en contra, eso es una columna que ya hice) Y aquí llegamos al segundo problema de la serie: Es un Frankenstein (no diré que no sea lógico) que toma de aquí y allá, con muy poca originalidad. Tenemos cosas que podrían ser de los Wayward Children, tenemos cosas de Monster High, tenemos mucho de Legacies, Buffy y similares. E, incluso, de Smallville. Uno de sus momentos más infames tiene su correlato. Y sí, es que los creadores de esto son los mismos. Y se nota. Vaya si se nota. No solo por su incapacidad de comprender o importarles los personajes racializados o, en fin, parte de cualquier minoría que se os ocurra. En el lado bueno, sirve para que todo sea ágil y tiren recto. En el malo, muchas de las decisiones son tan planas o carentes de sentido como aquellas. Sus personajes carecen de coherencia narrativa, incluso las interacciones entre ellos fallan ahí. Y eso lleva a otro problema, que es el tener un buen reparto -en el que sobresale Gwendoline Christie con un personaje que se sostiene solo por el buen hacer de la actriz- que casi no puede ni defender su papel. Zeta Jones y Guzman parecen grandes elecciones para sus papeles, igual que a Riki Lindhome y Christina Ricci las hemos visto con muy buenas actuaciones. Ninguno funciona. Zeta Jones y Guzman carecen de la más mínima química, hasta el punto de que hay veces en las que parecen una parodia de entrevista de Pablo Motos, Lindhome se limita a poner caras todo el rato intentando defender su papel y Ricci parece que pasaba por allí llevando una peluca espantosa hasta niveles difíciles de justificar. Porque si el vestuario es uno de los puntos positivos de la serie, el departamento de peluquería parece el de The Americans. En cuanto a la trama de los asesinatos, pues bueno. Tanto las claves como las pistas falsas están con neones, los giros son como son, y la solución (o, mejor dicho, la manera de encontrarla) sería la vergüenza para cualquier detective adolescente que se precie. ¿Y Tim Burton? Pues haciendo eso que hace él de poner el nombre y el cazo pero nada más. Es verdad que esto tiene de adaptación lo mismo que Sleepy Hollow o Dark Shadows, pero se nota que esta vez no había un Henry Selick sino Alfred Gough y Miles Millar. En resumen: Forraje, ni siquiera del bueno. Pero supongo que si te van los dos temas mencionados y te sobran seis horas de tu vida hay cosas peores.

Hablando de cosas peores: Welcome to Chippendales (USA) Aquí parece que han decidido coger todos los true crime que se han hecho sobre el tema y alinearos cambiando todos los datos que les molestaban para que se acerque a lo que quieren contar. Han estrenado el piloto y el segundo a la vez, y menos mal porque el primero es su propia historia ridícula sin puntos en común con la realidad hasta decisiones inexplicables. No es que el segundo sea mucho mejor pero al menos nos presenta ya a los que van a ser los personajes recurrentes lo que quiera que dure esto, que no parece mala idea, la verdad. pero que logra algo tan notable como que cada vez que cambia de enfoque sea para peor. Teniendo en cuenta, además, que este año hemos tenido ejemplos de casi todo lo que intenta hacer, pero mejor -desde el True Crime con actor famoso, a contar el momento de revolución sexual setentero, pasando por historias de empresas malditas- así que solo puedo recomendárselo a quien tenga curiosidad por una serie que se pueda usar como ejemplo de Así no en un curso creación artística.