Los premios: El Sark de Oro Tv 2021

Hecho el repaso del año vamos a hablar un poco más de las dos series que han merecido los premios opinión de quien esto escribe. Así que lo que toca ahora es… ¡la explicación de todos los años!

Como cada año he de señalar que el criterio para el premio es tan sencillo o complicado como el mío propio. De entre todas las series nuevas que veo -es decir, que no me quedo solo en el piloto sino que continúo con ellas hasta su final de temporada o, como poco, su hiato de media temporada- elijo aquellas que más me han gustado. Como veis el único miembro del jurado con el que me tengo que poner de acuerdo soy yo. De modo que paso a indicar cuales son estos ganadores de tan simbólico galardón y cuáles han sido los motivos. (Y, por si alguien se lo pregunta, aquí están las listas de Sark de Plata y Oro Tv pasados. Desde que comenzó ElReceptor allá por 2009 en Libro de Notas hemos tenido Sark de Plata y Sark de Oro. Por orden de aparición los Sark de Plata han ido para: Misfits, Justified, Revenge, Bullet in the Face, Sleepy Hollow, Jane the Virgin, Agent Carter, Atlanta, Strong Woman Do Bong-soon, BUSTED!, Just Roll With It!, The Masked Singer y Home Before Dark. Siguiendo ese mismo orden, los de Oro han recaído en: Better off Ted, Louie, SPY, Moone Boy, The Americans, Inside Nº.9, UnREAL y American Crime Story: The People v. O. J., Claws, Pose, Los Espooky y The Goes Wrong Show. ¡Mucho más organizadito ahora!)

Tras esta debida precaución vamos a ello. Venga el redoble.

Sark de Plata Tv para…

Vincenzo

Lo bueno de que a los coreanos les de lo mismo cualquier mínimo intento de credibilidad es que a veces salen series como esta, auténtico mix de historias en lo que podría haber parecido una serie de mafiosos es casi cualquier cosa que se les ocurra en ese momento. Y todo ello sin cortarse un pelo en mover a los protagonistas de uno a otro lado, con entradas, salidas y tantos giros como vean necesarios. Es una lástima lo mucho que duran los capítulos, como casi siempre, porque llegas al final de ellos desfallecidos. Pero ese desparpajo – similar al que este mismo año ha mostrado ese inicio de temporada de Gukyeongi– junto con la capacidad de los actores de cambiar de registros es lo que hace que esta sea una de las más memorables series del año y, desde luego, de las que más me han gustado.

Sark de Oro Tv para…

Chucky

Estoy tan sorprendido de que me haya gustado esta serie como, supongo, cualquiera. Cierto es que hablamos con una saga que había demostrado una más que notable capacidad de reinvención, pero sus últimas entregas en cine me habían parecido en el mejor de los casos flojas por no decir otro exabrupto. Y, sin embargo, y pese a los problemas que llegan a tener sus episodios finales -A veces se nota que hay series que mejorarían con dos capítulos menos, lo que hablando de una de 8 significa que los ingleses tienen razón- por toda esta decisión de manejar la continuidad de una saga a la que muy claramente se le fue la pinza hace años, sabe en todo momento lo que está haciendo, lo que quiere hacer y lo que Chucky es. Y lo hace moviendo a los personajes clásicos de la saga –Jennifer Tilly demuestra pasárselo en grande- con novedades y actualizaciones en las fórmulas para explicar más al personaje sin justificarlo. No esperaba nada de ella y aquí estamos.

Y, un año más, esto es todo. Ponemos el contador a cero, empiezo a apuntar cosas para los Pilotos Deathmatch y ya veremos dentro de un año con qué nos encontramos.


Repaso televisivo a 2021: El Sark de Oro Tv

Año peor en prácticamente la totalidad de los aspectos. También en la tele. Hemos tenido unas pocas series que han merecido la pena. Pero muy pocas. Para la parte joven pero no tanto estaban Kid Cosmic y The Barbarian and the Troll. Y en animación también Godzilla Singular Point,  Ideas interesantes en Hacks, BlindspottingWe Are Lady Parts. Incluso en The Bite, de aquella manera. Un punto de partida interesante que no supieron mantener en Lupin. Un giro más o menos modernos en The Pursuit of Love. Un estilo clásico que logra hacerse moderno en The Beast Must Die. Sorprendentemente funcionan muchas cosas en Ziwe. La cosa psiquiátrica funciona mejor de lo que esperaba en Too Close y en Wakefield. Y, por supuesto, las mezclas que inesperadamente funcionan bien en Gukyeongi y en The Outlaws.

Pudo ser peor, no ha sido bueno.

Así que ya está bien de dar vueltas y hablar de unos y otros y vamos a por aquello a por lo que venís. Digamos ya aquello de: Los ganadores de los Sark de Oro TV 2021 son…


Sark de Oro 2021: Los Premiados

Dicho todo esto, vamos a por lo que realmente está esperando la gente. Bueno… alguien habrá que lo espere, digo yo. Así que vamos con los premios de este año.

Golden Sark

– The Final Girl Support Group de Grady Hendrix, ed. Berkley

Grady Hendrix es muy bueno jugando con los género e insertando el humor dentro del terror, así que este slasher de corazón que de frente es una indagación entre las mujeres que forman ese grupo de supervivientes sirve a todos los muy distintos propósitos que uno pondría esperar.

Sark de No-Oro Ex Aequo

– No soy un número de Santi Pagés, ed. Applehead

Después de unos 13 años reuniendo información, escribiendo y contrastando por fin ha visto la luz este No soy un número de Santi Pagès. No os exagero si digo que llevo esperándolo esos 13 años. La importancia e influencia de El Prisionero parecía muy clara en el mundo anglo, pero en el español estaba un poco desdibujada pese a que tenemos fanses de sobra. Precisamente por ello las colaboraciones de Santi en Elitevisión fueron una buena manera de poner esos cimientos de lo que acabaría siendo un muy pormenorizado estudio no solo de la serie y su influencia, esa mezcla de surrealismo y espionaje paranoide, también de la cultura popular sesentera que lo hizo posible y que, a su vez, absorbió mucho de lo que allí se proponía. Puede que parezca un volumen enorme, pero os aseguro que es por muy buenos motivos. Y que merece muy mucho la pena.

– La anarquía de William Dalrymple, ed. Desperta Ferro

Dalrymple siempre es una buena opción, pero si además decide escribir como en este caso sobre la Compañía de Indias Orientales y todo lo que supuso para el colonialismo y, sobre todo, para La India, pues ya pasa a convertirse en un libro más que necesario que explica muchos de los problemas actuales tanto como recuerda mucho de lo que hacen las empresas cuando se las deja sueltas o los imperios si nadie los paras. Dos características de entonces que no están tan lejos de poder entenderse ahora. Como siempre con él, una gran lectura.

Sark de Plata

– Asesinato en el París-Marsella de Sébastien Japrisot, ed. Tres Puntos

Todo un clásico del negro francés. Un grupo de personas en un coche de tren nocturno, un asesinato y la posterior ronda de dudas y muertes. Una de esas historias a medio camino entre las tramas clásicas y los giros modernos. Una oportunidad para recuperar a un gran autor. Puede costar algo entrar por la manera en la que organiza la historia, pero pasado ese escollo inicial se entiende por qué ha quedado tan fijado en la memoria.

Sark de Oro

– Desaparición para expertos de Holly Jackson, ed. Cross Books

No esperaba yo que un thriller juvenil centrado en una joven detective adolescente -que sin duda ha visto y mucho Veronica Mars– fuese a ser mi libro favorito del año. Pero es que los años no salen como uno los espera. Así que con todo lo bueno y también con las cosas malas que el libro tiene, puedo decir con tranquilidad que este ha sido mi favorito y que ojalá muchos más años de que el thriller bien hecho, incluso con toques clásicos sean de hardboiled como es este caso o de mystery como en otros menos, siga produciendo lecturas interesantes.

Ahora sí, ya hemos acabado. Esperemos que el año que viene rompa menos reglas. Y que estemos todos. Muchas gracias por vuestra atención y hasta los próximos premios.


Sark de Oro 2021: Repaso al año o

Vaya puta mierda de año. No sé ni cómo estoy escribiendo esto y, de hecho, no sé si el año próximo habrá. Lo harto que he terminado este año de tan poco churro y tanta rata. Vamos con el anarroseo anual antes de que me lo piense mejor y decida no escribir siquiera este: No sé si acabaréis de descubrir estas cosas o si seréis de los que lleváis años leyendo esto. Ahora toca toda esa pila de texto sobre la cosa de los libros de este año.

Pero vamos con el texto de siempre:

Un año más (¡más de 20 años ya, qué barbaridad, cómo pasa el tiempo! y parecía que fue ayer cuando empezamos con la tontería) aprovecho el comienzo de año para entregar el “Sark de Oro” al libro que más me ha gustado del año recién concluido

Comienzo con la clásica advertencia así que quien quiera pasar al resumen del año que se salte este párrafo. Las listas de “Lo mejor de…” acaban siendo los resultados de la intersección de los gustos personales con los libros leídos a lo largo del año. La posibilidad de que haya aparecido un libro revelador y no salga en esta lista puede deberse más a no haberlo leído que a criterios de selección. Recapitulando en estos años y para que quede constancia, los anteriores Sark de Oro recayeron en “El Hada Carabina” de Daniel Pennac“Huérfanos de Brooklyn” de Jonathan Lethem“Cíclopes” de David Sedaris,“La Disco Rusa” de Wladimir Kaminer“La Mosca” de Slawomir Mrozek“El Martillo Cósmico” de Robert Antón Wilson “Pégate un tiro para sobrevivir” de Chuck Klosterman, “Las Ovejas de Glenkill” de Leonie Swann, los “Cuentos Completos” de Connie Willis“Al pie de la escalera” de Lorrie Moore, “Mi Tío Napoleón” de Iraj Pezeshkzad, “Los amigos de Eddie Coyle” de George V. Higgins, “Hermana mía, mi amor” de Joyce Carol Oates, “Boston. Sonata para violín sin cuerdas” de Todd McEwen, “Americanah” de Chimamanda Ngozi Adichie, “La hoguera pública” de Robert Coover, “Descolonizar la mente” de Ngũgĩ wa Thiong’o, “Las Mitford” de Charlotte Mosley, «Experimental film» de Gemma Files, «Bienvenidos a Dietland» de Sarai Walker, «En un lugar solitario» de Dorothy B. Hughes. y «Calypso» de David Sedaris.

Al final tendré que crear una wiki o un algo para que entren todos. Sin contar con que debería empezar a pensar en poner también los Sark de Plata y las otras dos categorías inventadas, el premio a No-Ficción Sark de No-Oro y el premio a libro en lengua inglesa Golden Sark. Porque esto cada vez queda más largo.

Aviso, también como casi todos los años, de que mis lecturas suelen determinarse por autores y escuderías, es más sencillo que lea algo de las editoriales pequeñas y medianas a que lo haga con lo que sacan PlanetaAlfaguara Anagrama. Vamos, que no pretendo engañar a nadie: No me he leído todo lo publicado ni de lejos. Dicho lo cuál y antes de entrar en los ganadores de este año vamos a repasar lo que han hecho los editores.

En cuanto a los libros… Muchas decepciones. Sobre todo con la gente, pero no solo. Está claro que el sálvese quien pueda es ya lo que impera. Y si queréis echar un ojo a los títulos destacados y blablaba os miráis este Índice antes de que borre todo. Que ya veremos.

Así que ya está bien de tanto título y tanta cosa, ¡que tampoco habéis venido para que os aburra durante todo el día! Así que pasemos a lo que os interesa de verdad. ¡Los Sark de Oro! Y los ganadores son…


Curiosa esta serie sueca, Anxious People (O) (SU), que parece tirar por el humorístico criminal para traer a polis contrapuestos, atracadores a los que las cosas no les van muy allá y gente que no es lo que parece. Sospecho que en una película me hubiera parecido mejor que en una serie pero bueno. Esto es lo que es. Y por lo menos Netflix no le ha hecho el lío como a Bortført, que si a ellos les ha dado reparos promocionarla no seré yo el que hable de ella. Total, que mejor esta, claro que sí. Aunque sea solo por comparación.

Hace muchos años, más de cuarenta, en The Star Wars Holiday Special, decidieron hacer la cosa promocional de presentar a Boba Fett. Ahora, tantos años después, deciden sacar The Book of Boba Fett (USA). Sinceramente, prefería el primero. Quizá hubiera abuelos wookies poniéndose cachondos con el cyberporno, pero al menos no era el aburrimiento este que parece las charlas previas a una partida de LARP. *suspiro*

Esto de KITZ (O) (AL) debería haberme interesado. Una muchacha se cuela en un grupo de amigos pijos para vengar a su hermano. Lamentablemente parece más interesado en ser algo así como Gossip Girl y Elite que Revenge o Pretty Little Liars. Lograr quitarle la tensión y alejarse de lo que habría podrido ser un Temblor para centrarse en… yo qué sé… un genérico de serie juvenil… Una de las cosas más aburridas que Netflix ha emitido este año, y mira que tiene competencia.

Me alegro de que las series románticas -o ¿románticas?, no sé- estén teniendo un regreso. Confío en que alguna vez me gustará una porque esta Love Me (AU) me ha parecido más artificial que un producto Kinder, incluyendo el dulzor. Pero bueno, no soy su público así que quizá quien sí lo sea pueda encontrarle cosas que yo claramente no veo.

Algún día alguien escribirá un artículo sobre todos esos creadores que supieron hacerse de oro a cuenta de la estupidez de Netflix. Como Harlan Coben, que no sé cuánto cobraría pero que no le hacen una serie decente así les maten. La de ahora es Stay Close (UK), le toca ser británica, y se va de aquí con el aplauso del público, que el juego del programa ya lo ha ganado Coben. El final de año es lo que tiene.


Venga con los vaqueros, con las precuelas y con de todo, que en Paramount + se han sacado 1883 (USA) como precuela de Yellowstone y más vale que a sus fanses (de la serie, del género) les guste porque para mí esto sirve, en el mejor de los casos, para las siestas.

Si algo tienen los ingleses es fiabilidad, uno sabe que en cualquier momento van a volver a dar vueltas sobre la época de cuando tenían un imperio y todo eso. De Around the World in 80 Days (UK) ya he perdido la cuenta de las veces que la han hecho, una y otra vez, como si su autor original no hubiera sido francés. Pero bueno, el asunto es el de siempre, el reparto intenta ser algo más variado (teniendo en cuenta que ya hemos tenido a Cantinflas y Jackie Chan para exactamente las mismas notas de color cercanas al tokenismo) y el cambio de la trama amorosa para hacerlo algo menos colonialista -dentro de las posibilidades que tienen los ingleses, claro- y se toman libertades porque por supuesto y… bueno… supongo que a los fanes de David Tennant les parecerá bien y al resto pues según el aire. Aunque por lo menos no se hace larga.

Aunque le hayan puesto una extensión esto es en realidad Bulgasal: Immortal Souls (O) (CS), una de esas historias fantásticas con momentos en el pasado, en el futuro y todas esas cosas. A mí me ha debido de pillar flojo de aguante porque el capítulo se me ha hecho eterno, aunque es una de esas cosas que hermanan a las producciones de allá y de acá. Parece que no son capaces de poner una duración para las series que no den ganas de hacer sus propias divisiones. Por lo demás, agradable.

Se ve que en DW tenían ganas de ver por dónde podían sacar pasta con Cómo entrenar… y de ahí que tengamos Dragons: The Nine Realms (USA) que es algo así como Genérico de Exploit para niños. Pues bueno, cosas peores habremos tenído que soportar.

Más vaqueros pero esta vez son… no sé… ¿guarda de caza? Joe Pickett (USA), más de veinte novelas publicadas en USA teniéndole como personaje central. Las novelas originales son de esas de Un hombre íntegro que busca la verdad pese a no dinero ni posición, que tanto gusta a los… ambientes rurales de USA. En fin, sus cosas.

Todos los años (algunos, muchos) la BBC tiende a adaptar algún relato corto de fantasmas. Este año toca otra vez M.R. James con The Mezzotint (UK) Que está bien, claro, pese a Mark Gatiss, porque a veces parece que los ingleses podrían hacer con los ojos cerrados y otros que, en efecto, lo han hecho así.

Siguiendo con la serie de series para sestear llega The Silent Sea (O) (CO), que es una de esas cosas de astronautas porque no hay agua en la tierra y el espacio es la última esperanza y todas esas mierdas que se escuchan para justificar no cuidar el planeta de ahora sino buscar ayuda en otro. Supongo que a los fanes de estas cosas le valdrá, yo no soy su público ni, desde luego, tengo capacidad de aguante.

Otra cosa de Quibi que se ha acabado quedando Roku. Parece que Slugfest (USA) con sus 10 minutos por episodio podría traer algo nuevo a gente que no esté muy aburrida de las clásicas cabezas parlantes. Particularmente el libro me parece mejor -jajaja- pero supongo que es otro tipo de acercamiento y si me suena a más de lo mismo es por culpa mía.

Coproducción neozelandesa con pasta británica, tenemos a un par de susodichos que se van allá abajo por un asunto de herencia sin saber que 1) tendrán que compartirla y 2) quizá aquello no sea tan bueno como parece. Vamos, casi una peli de sobremesa. Pero así es Under The Vines (NZ) que tiene a su favor a una Rebecca Gibney magnífica que logra tirar del conjunto. No es que el global sea gran cosa pero al menos es un punto a su favor en el caso de tener que elegir ver algo de esto. Supongo.


¡Libros que Llegan! Duncan, «Gula Razonada», Monteys y más

¡Que entre la pila!

Sé lo que hicisteis el último verano de Lois Duncan, ed. Dimensiones Ocultas

¡Que alegría tener de nuevo a Lois Duncan con nosotros! Es más que probable que la gente que tenga la película en la cabeza no espere la novela juvenil que se va a encontrar aquí, una de esas obras de suspense para un público completamente distinto. ¡Pero una gran novela juvenil al fin y al cabo! Buena manera de empezar con una editorial es esta. Comprar

Calavera Lunar de Albert Monteys, ed. Mai Més

Otra alegría en este remate del año libresco: Un recopilatorio -en catalán, eso sí- de los cómics que Monteys hizo sobre Calavera lunar en distintos momentos de su carrera, incluyendo una obra inédita reciente. A poco que entiendas el idioma es un gustazo lleno de la desbordante imaginación habitual del autor. Comprar

Gula Razonada de Frédéric Bau, ed. Librooks

Bien por su carrera o por su trabajo en Valrhona parece claro que Bau es una voz a la que escuchar en su intención de repensar la repostería, y no solo el chocolate, de modo que este volumen -que lo es de algo más que recetas- acaba resultando interesante por tantas capas distintas como un hojaldre. Comprar

America Latina. Gastronomía de Virgilio Martínez, ed. Phaidon

Lo cierto es que poco se puede añadir que no esté implícito en el título, porque lo que tenemos aquí es un recorrido por las tradiciones latinas de gastronomía, sus diferencias, sus recetas embleámitcas y derivadas, una manera de conocer algo mejor la variedad pero también las diferencias entre sus distintas cocinas. Que es una intención mucho más que loable. Comprar

Parker Integral vol. 1 de Darwyn Cooke, ed. Astiberri

No seré yo el que se moleste por tener todo el Parker de Cooke en el menor número posible de volúmenes, aunque este pasar de 4 a 2 tampoco lo tengo muy claro. Pero bueno, bienvenido sea. Comprar

¡Nos leemos!


Supongo que habrá un momento en el que las máquinas tomen consciencia y ataquen a la humanidad, pero de momento con American Auto (USA) lo que tenemos es una especie de pila de chistes eliminados de los últimos veinte años reunidos en una serie de arquetipos sin personalidad que han tomado consciencia para producir vergüenza ajena a la humanidad. Y lo cierto es que Ana Gasteyer -la única que parece disimular como si en realidad estuviera en su elemento, probablemente porque varios de estos chistes parecen rechazados del SNL– se merecía mucho más.

Iba a decir que otra cosa que no esperaba de este año era un Matrimoniadas indios, pero en realidad solo tenemos en el centro a la pareja de mediana edad. Que parece tener el suficiente buen juicio como para separarse. Aunque no tanto como para hacerlo en realidad por mil extraños motivos. Decoupled (O) (IN) sigue todas las rutas conocidas, así que supongo que gustara a su público.

No acabo de entender qué problema tienen los australianos con los vampiros, pero sin duda Firebite (AU) sigue toda una tradición de serie b luminosa y polvorienta en la que no parece que a nadie en realidad le importe mucho la historia que se supone que se está contando tanto como el pasárselo bien. Lo que, supongo, es un elogio. Quizá el único que se le pueda hacer.


Tengo mis serias dudas de que detrás de Grand Crew (USA) no haya un Tyler Perry escondido. Por suerte tiene a Nicole Byer a la vista, pero a veces ni eso consigue que esta muy clásica y bastante polvorienta serie de amigos, romances que sí o no y distintas personalidades que en realidad tienden a parecerse bastante, llegue a lo soportable. Es cierto que se nota que es un piloto en que determinadas decisiones parecen pensadas para estar por ahí a ver cómo sacan el jugo a los personajes pero a lo menor un poco de rodaje antes del rodaje hubiera sido de agradecer. Por lo menos por mi parte.


Supongo que hay algún tipo de nostalgia que explica que se le haya dado una nueva oportunidad a MacGruber (USA), y que no lo haya hecho [adult swim[ pero… bueno… ehm… supongo que tiene el interés que pudiera tener el sketch en el SNL. Y un grandísimo reparto. Digamos que no tiene pinta de que vaya a traer a nuevos fanses pero a los antiguos les hará gracia. Supongo.

¿Qué posibilidad hay de que se estrene una serie de los hermanos Farrelly en la que aparece gente como Bill Murray, Darryl Hannah o Alyssa Milano y no se entere nadie? Pues una vez vistaThe Now (USA) casi creo que es menos porque sea una de las cosas que quedaron colgadas de Quibi y han acabado en Roku y más porque esta tremenda castaña está en protección de testigos, intentando que nadie recuerde que existió. Especialmente su protagonista, Dave Franco, que está impresionantemente mal, sólo detrás del guión en lo que a espantajosismo se refiere. Finjamos colectivamente que esto no ha existido nunca.

Estoy tan lejos de ser el público de Station Eleven (USA) que ahora mismo solo puedo imaginar que lo han hecho para ganar premios y que alguno acabará cayendo. Yo la veo como perfecta para la hora de la siesta porque, total, qué más dará todo. Pero bueno, supongo que habrá gente que echaba de menos una serie distópica -un decir- sobre una pandemia -en fin- y con mucho blablabla. Yo prefiero la siesta.

Reconozco que no esperaba una comedia romántica consecutiva de múltiples hermanos como With Love (USA) pero bueno, al menos es un algo. Y no han decidido centrarse en un único hermano. Los actores están bien, la comida es buena. La decisión de ir de festivo en festivo es… bueno… una decisión. En fin, ¿habéis visto los estrenos de esta semana? Está claro que podría haber sido peor. Y al menos hay un mínimo de comedia romántica dentro que lo hace más o menos aceptable. Yo qué sé. ¿Lo he dicho ya antes? Bueno, pues eso: Yo. Qué. Sé.